Llamazares dice que no tiene que pedir perdón y que siempre ha sido leal a IU

| Madrid |

Valorar:

El líder de Izquierda Abierta, Gaspar Llamazares, ha subrayado este viernes que no tiene que pedir perdón al coordinador federal de IU, Alberto Garzón, porque siempre ha sido «leal» con la organización.

«No tengo que pedir perdón. Tampoco le pido que pida perdón (a Alberto Garzón) por la estrategia que sigue de disolución en Podemos, sino que reflexione y rectifique», ha dicho Llamazares en declaraciones a los periodistas.

El portavoz de IU en el parlamento asturiano ha respondido así a Garzón, que le ha pedido que se disculpe ante la militancia y se marche de la organización después de difundirse una grabación en la que el portavoz de la corriente Izquierda Abierta muestra su disponibilidad para encabezar una lista electoral de la plataforma Actúa.

Llamazares, quien ha considerado que le están «haciendo un traje que ya está cortado y al que le quedan algunos pespuntes», ha recalcado que «nunca» ha pensado en dejar IU, una organización a la que se siente unido «desde el inicio», a la que «siempre» ha sido «leal» y con la que «nunca» ha competido.

A su juicio, «la campaña de linchamiento y cacería personal» ha entrado en una nueva fase al haber pasado de las «acusaciones e insultos» al «modelo Villarejo y de las cloacas».
Llamazares ha considerado que IU federal y Alberto Garzón y su entorno están «muy descontentos e incómodos» con una situación política que «no les favorece» y con un manifiesto de sectores descontentos de IU del que le consideran autor, «y se equivocan».
Tras insistir en que la conversación filtrada se produjo hace seis meses en medio de «una tormenta de ideas», el líder de Izquierda Abierta ha defendido su «libertad de reflexionar sobre la situación política de la izquierda».

Llamazares, quien ha dicho ver «con preocupación la disolución de IU en Podemos», ha subrayado que su decisión fue la de colaborar con ambas formaciones y ponerse a disposición de la coalición en Asturias, y no la de competir, como sí hizo una parte de Podemos en las elecciones andaluzas.

Gaspar Llamazares ha advertido de que tomará «nota» del «portazo» que ha recibido a su propuesta de colaboración.

«Hemos optado por la colaboración y la respuesta de la dirección de IU es la insidia, el insulto y ahora la utilización de las filtraciones para el descrédito personal», ha dicho Llamazares tras afirmar que él sigue «con la mano tendida y a disposición de lo que diga la dirección de IU de Asturias», a la cual se siente «ligado», y no tanto a la dirección federal, que «con estos métodos» cada vez le tiene «más lejos».
«Espero que la organización mantenga la confianza que yo tengo en ella», ha concluido Llamazares.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.