El presidente del Gobierno, en la recepción oficial organizada por su homólogo chileno. | Reuters

10

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha subrayado respecto al juez Pablo Llarena que la defensa del sistema judicial español no es una cuestión privada, sino «de Estado» y, por tanto, ha atendido «desde el primer momento» los requerimientos del Consejo General del Poder Judicial.

Sánchez ha respondido de esta forma en la conferencia de prensa que ha ofrecido en Santiago de Chile junto al presidente del país, Sebastián Piñera, a la pregunta de si el Gobierno había rectificado su posición inicial sobre la defensa de Llarena ante la demanda civil contra él interpuesta por el expresident Carles Puigdemont y cuatro de sus exconsellers.

El jefe del Ejecutivo español ha insistido en que el Gobierno escucha al órgano de gobierno de los jueces y ha atendido esos requerimientos en la medida en que se han ido planteando.

Además, el presidente ha anunciado que antes de que acabe el año convocará dos reuniones del Consejo de Ministros fuera de Madrid, una de ellas en Barcelona y otra en Andalucía.

Noticias relacionadas

Sánchez ha hecho este anuncio junto al presidente chileno, y ha expresado que la intención de convocar esas dos reuniones responde a mostrar el interés del Gobierno de hacer frente a los problemas de los ciudadanos, entre ellos el de la situación que vive Cataluña.