Imagen de Borràs después de la supuesta agresión que ha circulado con fuerza por las redes sociales. | Twitter

38

El fotoperiodista catalán Jordi Borràs denunció una supuesta agresión en el centro de Barcelona a manos de un policía vestido de calle al grito de «viva Franco». Este martes varios medios de ámbito nacional avanzaban que el supuesto agresor pertenecía al CNP, antes de que el propio cuerpo informara de que ha expedientado al policía por un incidente en el que ambos se han cruzado denuncias.

Las reacciones a la noticia no se hicieron esperar y provinieron de todos los ámbitos. Así, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, aseguró que condena «esta agresión igual que cualquier otra agresión. Que nos agredamos entre ciudadanos no es un buen camino, mi firme condena».

«Me consta que se está investigando y espero que se pueda aclarar bien pronto exactamente qué pasó. Estoy en contacto con la Delegación del Gobierno en Cataluña y espero que tengamos esta información lo antes posible para conocer los hechos».

Por su parte, desde Esquerra afirmaron que Borràs fue víctima de una agresión «fascista».

En concreto el grupo que encabeza Joan Tardà en el Congreso quiso entregar el libro que Borràs escribió, 'Desmuntant Societat Civil Catalana', al jefe de la diplomacia española, Josep Borrell, conocido por sus posiciones contrarias al soberanismo que recientemente ha participado en actos de la entidad unionista.

Noticias relacionadas

A cuenta de este suceso las redes sociales se han llenado de comentarios, de los que condenan la supuesta agresión y también de los que la ponen en tela de juicio.