Previous Next
10

Los colegios electorales han abierto en Catalunya a las 09.00 horas de este jueves, algunos de ellos con colas, en una jornada en la que 5.554.394 catalanes están llamados a las urnas para elegir los 135 diputados que integrarán el Parlament de la XII legislatura de entre un total de 38 candidaturas.

Se trata de un 0,79% más de personas de las que votaron en las elecciones del 27 de septiembre de 2015, y, del total del censo, 5.328.013 personas residen en Catalunya y 226.381 lo hacen en el extranjero y tienen derecho a voto, según informó este miércoles la Delegación del Gobierno en Catalunya.

De estos más de 5,5 millones de electores, 136.444 personas podrán participar por primera vez al haber alcanzado la mayoría de edad.

Ha crecido el número de personas que han votado desde el exterior hasta llegar a las 39.521, un 85,5% más que en 2015, mientras que baja el número de ciudadanos que han optado por votar por correo: 78.876 personas, un 26,5% menos.

En total hay 2.680 locales electorales y 8.247 mesas distribuidas por los 947 municipios de Catalunya: 5.885 en Barcelona, 825 en Girona, 534 en Lleida y 1.003 en Tarragona.

Todas las encuestas pronostican un Parlament muy fragmentado con ningún partido superando los 40 diputados, y se espera una participación mayor que la de los anteriores comicios catalanes, que ya lograron movilizar al 74,95% del electorado.

Recuentos paralelos

La ANC, la CUP, los Comités de Defensa de la República (CDRs) y ERC explicaron semanas atrás que desplegarían una red de apoderados por los colegios electorales para seguir de cerca el escrutinio y hacer un «recuento paralelo».

Recordaron que la Generalitat está intervenida por el Estado a través del artículo 155 de la Constitución y expresaron sus temores que, por ello, no hubiera un recuento del todo «fiable».

Millo ha señalado que es legal que los apoderados debidamente acreditados estén presentes en el escrutinio, pero ha avisado: «Solo hay un recuento válido y es el que hace la Generalitat».

También ha comparecido el secretario general técnico del Ministerio de Interior, Juan Antonio Puigserver, que ha afirmado que el recuento paralelo «no es ilegal pero carece de todas las garantías».

Puigserver realizará varias comparecencias durante este jueves para informar de los índices de participación y lo hará desde el Pabellón 8 de la Fira de Barcelona de Montjuïc, y al final del día tiene previsto sumarse el delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo.

Los ciudadanos podrán seguir las elecciones desde la aplicación 'eleccions21d', que sigue tiempo real datos de participación y resultados y también en la web 'resultats.parlament2017.cat'.

Millo ha previsto más participación que hace dos años, por lo que ha avisado de que el escrutinio también podría durar más que entonces.

Lazos amarillos

Preguntado por si los ciudadanos pueden ir a votar con lazos amarillos, Millo se ha limitado a señalar que ni los miembros de las mesas electorales ni interventores ni apoderados pueden llevar simbología partidista para garantizar «la necesaria neutralidad» de la jornada electoral.

Los lazos amarillos son el emblema que han adoptado los soberanistas para criticar la presencia de cuatro de sus dirigentes en la cárcel: Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, y que consideran «presos políticos».