Tarik Chadlioui, el supuesto yihadista detenido en Birmingham, visitó Mallorca en varias ocasiones. | Redacción Sucesos

4

El imán Tarik Chadlioui, con domicilio en el Reino Unido y requerido por las autoridades españolas por fomentar supuestamente el reclutamiento de yihadistas, podrá ser extraditado a España, según dispuso un tribunal británico.

Chadlioui, ciudadano belga nacido en Marruecos, está acusado de fomentar a través de vídeos el reclutamiento de personas para que se unan a las fuerzas del Estado Islámico (EI) en Siria durante dos visitas que hizo a Mallorca en 2014 y 2015.

El sospechoso, con domicilio en el barrio Sparkhill de la ciudad inglesa de Birmingham, afronta un cargo de colaboración con un grupo armado, lo que acarrea una pena de 20 años de cárcel si es condenado, según las autoridades judiciales.

Noticias relacionadas

Los abogados de Chadlioui han argumentado que la extradición viola sus derechos humanos al serle denegada a este padre de ocho hijos la posibilidad de estar con su familia, pero la jueza Emma Arbuthnot dictaminó hoy en la Corte de Magistrados de Westminster, en Londres, que puede ser entregado a las autoridades españolas.

Chadlioui, de 43 años y que lleva dos viviendo en el Reino Unido con su familia, fue una de las seis personas arrestadas en Europa el pasado 28 de junio en relación con una investigación en Mallorca sobre las actividades de grupos radicales.

El pasado 28 de junio, además del imán, otras cuatro personas fueron detenidas en diversos puntos de Mallorca y otra en Alemania como parte de esta investigación.