Dris Oukabir, uno de los cuatro detenidos en relación con los atentados yihadistas cometidos el jueves pasado en Barcelona y Cambrils (Tarragona). | Efe

19

Driss Oukabir, el primer detenido por los atentados de Cataluña, ha comparecido este martes en la Audiencia Nacional cansado, con aspecto desaliñado y solo se ha mostrado preocupado por la cárcel a la que iría y por si allí correría peligro.

Fuentes jurídicas han detallado que el arrestado ha declarado ante el juez Fernando Andreu con la ropa sucia y algo desorientado tras cinco días de incomunicación total.

Muy cansado, solo ha preguntado por la cárcel a la que le llevarían -Soto del Real- y si allí estaría seguro.

También ha pedido que le comuniquen su situación a su novia, según las fuentes, que han precisado que confía en quedar libre cuando todo se aclare.

Driss Oukabir, detenido el mismo día 17 tras el atropello masivo en La Rambla de Barcelona, ha reconocido este martes ante el juez que alquiló dos furgonetas que fueron utilizadas por los terroristas pero pensando que eran para hacer una mudanza y se ha desvinculado de la célula yihadista, asegurando que no sabía nada sobre ella.

Su hermano Moussa, también de origen marroquí y nacido en Ripoll hace 17 años y del que se pensó inicialmente que había sido el autor material del atropello de La Rambla, fue uno de los cinco abatidos por los Mossos en Cambrils.