Yihadistas en Mallorca

Los supuestos yihadistas detenidos en Mallorca pasarán ante el juez este viernes

| Madrid |

Valorar:

Los cuatro detenidos en Mallorca por formar parte de una célula de la organización terrorista Dáesh pasarán este viernes a disposición del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, quien decidirá si dejarlos en libertad o enviarlos a prisión provisional.

Según han informado fuentes del tribunal, los arrestados serán trasladados ante Pedraz, que investiga esta operación en la que también fueron detenidas dos personas en Alemania y Reino Unido.

El Ministerio del Interior informó de que la célula tenía ramificaciones internacionales y elaboraba y difundía material audiovisual muy radical, además de organizar reuniones clandestinas semanales para determinar la voluntad de jóvenes afines a su ideario y lograr que viajaran a zonas de conflicto.

De las detenciones en Mallorca, dos se llevaron a cabo en Inca, una en Ariany y otra en Binissalem.

Supuestamente, los detenidos justificaban y enaltecían la yihad violenta apoyando públicamente acciones suicidas similares a las realizadas en Europa y actuaban bajo un compromiso férreo a la organización terrorista Dáesh.

La investigación se inició en 2015, cuando fueron detectados en una página web una serie de vídeos que mostraban el proceso de adoctrinamiento, captación y viaje a Siria de un joven musulmán residente en España.

Como promotor de la filmación se identificó a un imán salafista, detenido ahora en el Reino Unido e investigado por varios países europeos.

Esta persona había viajado en esas fechas a Mallorca y comenzaba a dinamizar a un grupo, los ahora arrestados, para ejercer funciones de captación, adoctrinamiento y radicalización en favor de Dáesh. Desde entonces se convirtió en su líder espiritual.

El predicador salafista, cuyo discurso público era muy conocido por los servicios policiales y de inteligencia europeos, se dedicaba en su vertiente más privada a la captación de combatientes y la recaudación de fondos para Siria.

Sin embargo, las medidas de seguridad que adoptaba y sus cambios constantes de residencia dificultaban mucho su detención.

El detenido en Alemania tenía también como referente espiritual e ideológico al imán salafista. Además, mantenía contacto directo con el resto de arrestados y había participado en los vídeos propagandísticos elaborados por el grupo.

La investigación ha constatado que el grupo radicado en Mallorca había ido multiplicando progresivamente el número de adeptos, no sólo mediante su actividad en las redes sociales sino también con reuniones semanales clandestinas.

Su polarización hacia el radicalismo más extremo, su total compromiso y adhesión con las directrices de Dáesh, la justificación de los procedimientos terroristas llevados a cabo por los actores solitarios en Europa y su predisposición para acometer la yihad violenta, propiciaron el desarrollo de esta compleja operación en España, Reino Unido y Alemania.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Normal
Hace un año

No se dice supuestos, se dice presuntos.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1