12

UGT y CCOO consideran que el acuerdo de investidura alcanzado por el Partido Popular y Ciudadanos supone dar continuidad a las políticas de austeridad aplicadas durante el último Gobierno.

En concreto, UGT señala que el acuerdo «no incide en las soluciones de los problemas de las personas» y supone «dar continuidad a las políticas del Partido Popular y proseguir con la austeridad».

Además, el sindicato señala que muchas de las medidas recogidas en el acuerdo están supeditadas a los acuerdos alcanzados en solitario por el Gobierno en funciones con la Comisión Europea o están fijadas por la política comunitaria.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, considera insuficiente el documento de propuestas, sobre todo en materia laboral, «donde algunas de las medidas pueden ser claramente contraproducentes y pueden abrir nuevas vías de precariedad y fraude», como la reducción a tres modalidades de los contratos de trabajo o las medidas relacionadas con el complemento salarial para las rentas más bajas.

En opinión de Álvarez, el acuerdo valora aspectos que «deberían centrarse en el marco del diálogo social entre los interlocutores sociales», como la contratación, y «obvia otros como la derogación o modificación de las reformas laborales».

Además, el portavoz de UGT señala que el acuerdo no menciona el contrato de relevo, que debe ser «fundamental» para el mercado de trabajo español, unido a la jubilación parcial a los 60 años para combatir el paro juvenil. UGT también lamenta que no se recojan algunas medidas que faciliten a los parados de larga duración mayores de 55 años el acceso a la jubilación digna.

Asimismo, Álvarez lamenta que tanto el PP como Ciudadanos hayan obviado la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) impulsada por UGT y CCOO y respaldada por más de 700.000 firmas de ciudadanos para impulsar una prestación de ingresos mínimos para dos millones de personas.

Tampoco menciona el acuerdo el incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), «fundamental para dinamizar la economía», el impulso la subida de salarios, la negociación colectiva ni los compromisos con Bruselas y la no subida de impuestos, según el sindicato.

Noticias relacionadas

No obstante, Álvarez ha puesto en valor que el acuerdo recoja medidas como la recuperación de 29.000 millones de euros para gasto social, planes de choque por el empleo y contra la pobreza infantil, propuestas para reforzar la protección por desempleo, una ley de segunda oportunidad, un plan nacional de conciliación familiar y laboral, la dación en pago, el impulso a la Ley de Dependencia o los pactos de estado contra la violencia de género o por la educación, junto a la paralización de la LOMCE, entre otras cuestiones.

En todo caso, para el secretario general de UGT este acuerdo está «lejos» de un programa de Gobierno para resolver los problemas de la mayoría de los ciudadanos.

PARA CCOO ES «MÁS DE LO MISMO»

Por su parte, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha apuntado que el acuerdo entre PP y Ciudadanos es «más de lo mismo» y que su contenido «se aleja» de las soluciones a los «graves problemas laborales y sociales que ha generado la crisis» y su gestión.

En su opinión, este acuerdo «insiste en un modelo de empleo precario» que «se verá a agravado con propuestas como la de reducción a tres de las modalidades de los contratos de trabajo».

«Si las certezas que ofrece el texto del acuerdo son preocupantes, no menos lo son las lagunas o ausencia de cualquier compromiso para derogar las reformas laborales», algo que revela «la apuesta por un modelo productivo sostenido en la precariedad», ha indicado Toxo.

El líder del sindicato ha lamentado «el olvido» de la necesidad de una reforma fiscal o de impulsar la Ley de Dependencia. Al igual que Alvarez, ha criticado que el acuerdo no incluya otras materias importantes que permitan evitar la pobreza y la exclusión social, como la renta mínima estatal y el incremento del SMI.

En este sentido, el secretario general de CCOO ha emplazado a abordar las '20 Actuaciones Urgentes para el progreso y el bienestar social' que junto con UGT ha trasladado a todas las formaciones parlamentarias.