El candidato de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, vota en el Colegio Santa Marta de l'Hospitalet de Llobregat. | Efe

0

El candidato de Ciudadanos a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, ha apelado este domingo a los votantes «moderados» a acudir masivamente a las urnas para salir del «bloqueo institucional» y evitar una España de «bandos» y de «extremos».

Rivera ha votado pasadas las diez y media de la mañana en el colegio Santa Marta de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), junto a su compañera Beatriz y en medio de una gran expectación mediática.

En declaraciones a los medios tras ejercer su derecho al voto, Rivera ha resaltado que «hoy España se juega muchísimo» ante la «encrucijada» que vive el país, con una situación de «bloqueo institucional y político», y así ha llamado a votar para «desbloquear», llegar a «acuerdos» que permitan la configuración de un gobierno e impulsar «los cambios» que se necesitan.

«Nos jugamos un país de bandos, un país de extremos o uno que desde el centro y la moderación sea capaz de liderar una nueva etapa política», ha dicho Rivera.

En este contexto, el candidato de Ciudadanos a la Moncloa ha hecho un llamamiento a todos los españoles a votar en las elecciones generales de hoy, pero se ha dirigido especialmente a los votantes moderados, para que «otros no tomen las decisiones por ellos» y porque «los extremos siempre van a votar».

Rivera ha hecho alusión inevitablemente al Brexit para insistir en la importancia de acudir hoy a las urnas: «Si te quedas en casa pasan cosas como en el Reino Unido. Los extremos eligen, el miedo vota y la ilusión no vota, y luego se arrepienten de haberse quedado en casa».

«Nos jugamos muchísimo. Nos jugamos qué España y qué Europa queremos para el futuro», ha agregado el candidato.

Preguntado sobre la posibilidad de unas terceras elecciones, Rivera ha asegurado que si su formación es «decisiva» no las habrá y ha alertado ante la posibilidad de que los «extremos» pueden «polarizar» la jornada electoral de hoy, unos «extremos» que han puesto «las sillas» y los «personalismos» por delante del país. «Hoy los moderados tenemos un reto», ha apostillado.