Los diferentes partidos han celebrado este viernes sus actos de fin de campaña. | Agencias

7

El sí de los británicos a que Reino Unido salga de la Unión Europea ha marcado el final de campaña de los partidos políticos. El Brexit ha estado presente este viernes en boca de los candidatos a presidir el Gobierno de España, que han puesto fin a quince días mítines.

Sin embargo, las palabras ‘sorpasso’, polarización y pactos han competido en protagonismo durante la segunda campaña electoral en seis meses. PP y Unidos Podemos han jugado durante estas dos semanas a la polarización, agarrándose a unas encuestas que sitúan al PP como el vencedor de las elecciones y a Podemos como segunda fuerza política en España, relevando al PSOE a un tercer puesto. El ‘sorpasso’, temido por el PSOE y anhelado por Podemos, ha sido uno de los ejes de la campaña.

Los ‘populares’ han cambiado a su enemigo histórico –el PSOE– y han situado el objeto de sus ataque durante esta campaña a la formación de Iglesias. El candidato de los morados ha recogido el guante de adversario principal del PP y ha ignorado al PSOE en cada acto electoral, lanzando todos sus dardos contra el PP.

Rompedores

Noticias relacionadas

PSOE y Ciudadanos han tratado de romper en todo momento esta dinámica del ‘cuerpo a cuerpo’ entre PP y Podemos. En el caso de los socialistas, para situarse en el lugar que creen que les corresponde y no perder la hegemonía de la izquierda; y en el de C’s, que repetiría como cuarta fuerza según los sondeos, para ser decisivos en un tablero político.

En cuanto a los posteriores pactos a las elecciones, PP y Podemos han mostrado sus cartas: el primero tratar de alcanzar un pacto con PSOE y C’s en forma de gran coalición, aunque no descarta pedir hacerlo en minoría si es la lista más votada; y el segundo, buscar un ‘pacto de izquierdas a la valenciana’ con socialistas, confluencias y Compromís. En el PSOE insisten sobre su posible apoyo a PP o Unidos Podemos en que «no va a haber ‘sorpasso’» y por lo anto «no haremos presidente ni a Rajoy ni a Iglesias».

Final de campaña

Sin embargo, el final de la campaña electoral ha estado marcado, por un lado, por la decisión de los británicos de romper relaciones con la Unión Europea (UE), a la que llevan 43 años vinculados, tras un histórico referéndum en el que el Reino Unido ha dado su apoyo al Brexit con un 52 % del respaldo frente al 48 % de votos a favor de quedarse en la UE.

Por otro lado, la polémica en torno al ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, sobre quien se publicaron conversaciones suyas con el director de la Oficina Antifraude de Catalunya (OAC), Daniel de Alfonso, en las que, según el diario Público, conspiraron contra CDC y ERC, ha sido otro de los temas más debatidos durante los últimos días de campaña.