Caso Gürtel

Peñas acusa a Correa de manejar la trama Gürtel «desde la sombra»

| Madrid |

Valorar:
preload
El ex edil de Majadahonda José Luis Peñas, que destapó con sus grabaciones la supuesta trama corrupta del Gürtel, durante su declaración como testigo en la pieza del caso Gürtel por las contrataciones de la Generalitat en Fitur.

El ex edil de Majadahonda José Luis Peñas, que destapó con sus grabaciones la supuesta trama corrupta del Gürtel, durante su declaración como testigo en la pieza del caso Gürtel por las contrataciones de la Generalitat en Fitur.

17-11-2015 | Efe

José Luis Peñas, exconcejal del PP en Majadahonda que denunció la Gürtel, ha afirmado ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), que Alvaro Pérez, conocido como 'El Bigotes', y responsable de la empresa Orange Market, sabía de antemano que la Generalitat Valenciana le iba a adjudicar la feria de turismo Fitur y ha explicado la existencia de una «trama empresarial» que dirigía Francisco Correa «en la sombra».

Peñas se ha pronunciado así en su declaración como testigo en la pieza 3 del caso Gürtel que se juzga en el TSJCV, relativa a supuestas irregularidades en contrataciones de la feria Fitur entre los años 2005 y 2009, en la que hay 13 acusados, entre ellos, las exconselleras de Turisme Milagrosa Martínez y Angélica Such.

Peñas, quien está imputado en la Gürtel que se instruye en Madrid, ha comparecido ante el tribunal valenciano acompañado de su abogado. En su comparecencia, el testigo, quien grabó a algunos acusados -Correa, el presunto número dos Pablo Crespo o la exadministrativa de empresas de la trama Isabel Jordán- entre diciembre de 2005 y 2007, ha explicado que conoció a Correa a través de su mujer, quien trabajaba como asesora en Majadahonda, y ha justificado las grabaciones -cuestionadas por las defensas- en que «podía haber delitos».

Peñas, quien ha negado haber manipulado las grabaciones o tener odio o venganza hacia los acusados, ha explicado que Correa era «archiconocido en el PP» y hacía «prácticamente todos los actos» del partido. Ha destacado su «gran» relación con el entonces presidente del Gobierno central José María Aznar y con su yerno, a cuya boda acudió como invitado. Por sus relaciones -ha dicho- consiguió ser una persona «muy bien considerada».

Ha indicado que Correa dirigía un grupo de empresas «en la sombra» como Diseño Asimétrico u Orange Market y Crespo era su número dos y quien se encargaba de la contabilidad y de la gestión diaria. «Correa no estaba reflejado en muchas de las empresas, intentaba no aparecer según él por problemas con el fisco y porque no quería pagar más impuestos», ha expuesto.

La idea de crear y funcionar con tantas mercantiles se fundamentaba en, según ha señalado, poder presentarse al mayor número de adjudicaciones de las administraciones públicas. Cuando comenzó a tener algunos «problemas» en Madrid, Correa -siempre según la versión de Peñas- decidió «expandir el negocio» y puso a Pérez al frente de una empresa en Valencia, Orange Market.

Así, Orange Market -ha agregado- se encargó de conseguir los contratos de Fitur con la Generalitat, aunque como no tenía infraestructura ni personal, eran luego otras mercantiles del grupo las que se encargaban de los pliegos y trabajos en las ferias. En este punto ha nombrado a Isabel Jordán, quien realizaba estas labores.

Contratos de Fitur

Sobre los contratos de Fitur, ha explicado que en una conversación Correa le trasladó que estaban «a punto» de darle a Alvaro Pérez el contrato de Fitur 2007 antes de salir la adjudicación. Sin embargo, desconoce las relaciones que éste tenía con los cargos públicos de turismo o con la Generalitat.

Así mismo, el testigo, quien desconoce si se hicieron regalos a cargos públicos o fraccionamiento de contratos, ha expuesto que Correa le comentó en alguna ocasión que iban a hacerle la campaña electoral al expresidente de la Generalitat Francisco Camps (PP) y que la trama «nombraba bastante» al exvicepresidente del Consell Víctor Campos. También cree que algunos acusados tenían relación con «alguna autoridad eclesiástica».

En este momento la fiscal ha pedido que se reprodujeran en el juicio algunas grabaciones en las que Correa le traslada la idea de la campaña de Camps y el hecho de que «obviamente» a Pérez le iban a adjudicar Fitur. Seguidamente se ha escuchado otra conversación en la que Jordán le explica el funcionamiento de la presunta trama y en la que incluso llega a decir que tenían que hablar con Milano para «pagarle trajes al presidente Camps». Sobre este último asunto, Camps fue juzgado por un jurado popular y declarado no culpable.

Los relojes

En la sesión de este martes también ha testificado ante el tribunal el dueño de una joyería de Madrid a la que solía acudir Correa para comprar relojes. Ha explicado que ha dirigido la joyería desde hace 32 años y que siempre atendía él personalmente a Correa, quien solía comprarle relojes pero no le indicaba para quién eran. Así, desconocía si alguno de ellos fue para la exconsellera Milagrosa Martínez.

Así mismo, al testigo se le han exhibido unos relojes mediante unas fotografías y el abogado de Martínez le ha pedido que dijera si pensaban que eran falsos o verdaderos, a lo que la presidenta del tribunal ha interrumpido para recomendar al letrado que hubiera traído los relojes reflejo de las fotografías. No ha podido distinguir si los mismos eran falsos o verdaderos. Martínez defendió durante el juicio que coleccionaba relojes de marcas falsificadas y que no recibió ningún regalo de la trama.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.