Raül Romeva (d) y Jordi Turull (i) de Junts pel Sí (JxSí) y Antonio Baños de la CUP presentan un añadido a su propuesta de declaración para iniciar el proceso hacia la independencia. | Quique García

4

Los grupos de Junts pel Sí (JxSí) y la CUP han presentado este viernes un anexo al punto ocho de su propuesta de declaración para iniciar el proceso hacia la independencia con la finalidad de «blindar» derechos básicos en materia de pobreza energética, vivienda, sanidad, educación, entre otros.

El anexo, que ha sido presentado ante el registro del Parlament, será votado conjuntamente con el resto del texto de la resolución que Junts pel Sí y la CUP pactaron la semana pasada.

La resolución apuesta por la «desconexión» de Catalunya del resto del Estado y por que las resoluciones aprobadas por las instituciones catalanas no quedarán supeditadas a las resoluciones del Tribunal Constitucional (TC).

Entre los derechos fundamentales que quedan incluidos en el anexo figuran el de que los ciudadanos puedan disponer de medidas que garanticen el acceso a los suministros energéticos básicos (pobreza energética), pero también en materia de vivienda, sanidad, educación, libertades públicas, y administraciones locales.

El texto del anexo se refiere, asimismo, a cuestiones como garantizar los derechos a las personas refugiadas políticas procedentes de otros países, y también al aborto, un aspecto sobre el cual se remite al cumplimiento de que estipula la Ley de Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres (Ley 17/2015 de 21 de julio).