El ministro de Justicia, Rafael Catalá. | ALF

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha afirmado este jueves que «si llegase el momento, habría que aplicar» el artículo 155 de la Constitución -que establece la posibilidad de suspender una autonomía- para evitar que Catalunya declarase una ruptura unilateral de España.

Así lo ha manifestado Catalá en una entrevista en «La Brújula», de Onda Cero, donde ha asegurado que el Gobierno tiene «herramientas» para impedir que «el nuevo gobierno catalán tomase alguna iniciativa al margen de la Constitución», incluso si ésta se produjera cuando se disuelvan las cámaras, pues aún así, ha dicho, no existiría «vacío de poder» y se aplicaría la ley.

Catalá también ha señalado que si se llegara a producir la inhabilitación Artur Mas, sería «la consecuencia de una condena por haber cometido un acto ilícito», al tratarse de un gobernante que ha actuado al margen de la ley y ha criticado que algunos cargos públicos acompañaran al presidente catalán en funciones en su declaración ante la Fiscalía por la consulta del 9N.

Fortalecer

En cuanto a la reforma del Tribunal Constitucional, que se ha aprobado este jueves en el Senado con el único apoyo del PP, el ministro ha dicho que no se trata de una medida «ad hominem» (contra el hombre) ni está hecha «pensando en ninguna Comunidad Autónoma, ni en ninguna persona, sino que está orientada en fortalecer al Tribunal Constitucional».

Noticias relacionadas

La reforma, ha afirmado Catalá, «era necesaria porque en los últimos tiempos hemos constatado cómo algunas resoluciones del TC no se estaban ejecutando. Y parece razonable que cuando el TC carece de instrumentos concretos para hacer ejecutivas sus resoluciones, sea el propio TC el que tenga competencias propias».