0

El coronel de la Guardia Civil José María Corona se ha hecho cargo de la Jefatura del Servicio de Seguridad de la Casa del Rey en sustitución de Francisco López Requena, que ocupaba el cargo desde marzo de 2013, cuando reinaba Juan Carlos I.

El nuevo responsable de la seguridad de la Casa Real es un veterano de la institución, donde se incorporó a comienzos de los año 80, y durante muchos años estuvo vinculado a los servicios de protección del Príncipe de Asturias.

Se trata de un hombre de la máxima confianza de Felipe VI, y prueba de ello es que le acompañó en el vehículo descapotable que hace un año utilizaron los Reyes el día de la proclamación para desplazarse desde el Congreso hasta el Palacio Real.

Su nombramiento ha sido publicado en el BOE al tiempo que el cese de su antecesor, el también coronel de la Guardia Civil Francisco López Requena, a quien el Rey agradece «los muchos años de servicios prestados con gran lealtad, dedicación y eficacia» en el Real Decreto donde se dispone su relevo.

Requena fue nombrado jefe de seguridad de la Casa del Rey por Juan Carlos I el 22 de marzo de 2013, por lo que ha permanecido en el cargo algo más de dos años, durante los que ha tenido que ocuparse de importantes acontecimientos para la institución, como los actos derivados de la abdicación del anterior monarca y la proclamación de Felipe VI, celebrada el 19 de junio de 2014.

El nombramiento del burgalés José María Corona se produce también mediante un Real Decreto de la Jefatura del Estado, en el cual se alude a lo establecido en el artículo 65 de la Constitución, según el cual «el Rey nombra y releva libremente a los miembros civiles y militares de su Casa».