El candidato a la presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, a su llegada junto a sus diputados al pleno de Les Corts Valencianes para su investidura. | Efe

22

El candidato socialista a la Presidencia de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado este jueves en las Corts Valencianes la reapertura de la Radio Televisión Valenciana (RTVV) que se hará «dialogando» y será «sostenible económicamente, independiente y plural».

Puig se ha expresado en estos términos durante su discurso en el pleno de las Corts Valencianes, donde está tarde será investido presidente de la Generalitat, previsiblemente con el apoyo de Compromís y Podemos. La sesión de este jueves cuenta en el hemiciclo con intérprete de lenguaje de signos.

Canal Nou dejó de emitir a finales de noviembre de 2013, veinticuatro días después de que el Gobierno valenciano anunciara su intención de liquidarla y apenas unas horas después de que se aprobara en Les Corts la ley para su disolución. La decisión fue adoptada tras declarar nulo el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat el expediente de regulación de empleo que afectaba a un millar de empleados.

Durante su discurso ante la cámara, el candidato del PSPV ha indicado que aunque presidirá un gobierno que contará con el apoyo de diversas formaciones, no será «un gobierno de partidos», ya que se basará en la «solidaridad». Además, ha dicho que sus ideales son «democracia, memoria, justicia, convivencia, derechos, respeto, dignidad, solidaridad y laicismo» y su Gobierno será «sólido, plural, coherente, dialogante, abierto y colaborativo».

«Desde el primer día se notará que son los ciudadanos los que dirigen la Comunitat», ha dicho Puig, quien ha aseverado que su Gobierno trabajará «en favor de todas las personas» y no será «enemigo de nadie ni irá contra nadie».

El candidato socialista ha explicado los cinco ejes que marcarán la agenda del próximo Consell -recogidos en el Acord del Botànic --, como son «rescate» de las personas, «renovación» de la democracia y lucha contra la corrupción, gobierno centrado en las personas, impulsar un nuevo modelo productivo y financiación «justa».

Respecto al primer eje, ha anunciado que su Gobierno impulsará una Ley autonómica para la Función Social de la Vivienda para «asegurar el derecho a una vivienda asequible"; instará al Gobierno central a que «apruebe una verdadera ley de segunda oportunidad"; dialogará con la banca privada para buscar «salidas no traumáticas» y ha asegurado que se paralizarán los casos de desahucios más graves.

También en materia social, se ha comprometido a derogar el «copago confiscatorio», a aplicar la Ley de Dependencia, a abrir los comedores escolares durante las vacaciones estivales y a implantar una renta garantizada de ciudadanía.

«BELIGERANTES CON LA CORRUPCIÓN»

En cuanto a la «renovación» de la democracia, ha dicho que serán «beligerantes» con la corrupción, contra la que mantendrán «una lucha sin descanso y sin distinciones partidistas». Para ello, ha avanzado la creación de una oficina contra el fraude y la corrupción y la protección de los denunciantes de prácticas corrupta. En materia de transparencia, ha asegurado que los valencianos podrán ver en la web de la Generalitat en qué se gastan sus impuestos y se hará una auditoría ética de la Generalitat.

En las Corts, ha anunciado que se creará la figura del diputado número 100 y se facilitará la participación de la sociedad civil en las comisiones parlamentarias. También ha avanzado que el grupo socialista no preguntará al 'president' en la sesión de control «para dejar espacio a la fiscalización de la oposición. Asimismo, ha propuesto una reformar electoral para rebajar la barrera electoral del 5 por ciento para participar en el reparto de escaños.

El siguiente eje de su agenda del Gobierno pasa por «hacer un gobierno para las personas». Al respecto, ha avanzado un proceso de diálogo con la comunidad educativa que culminará una Ley Integral de Educación y Formación en la Comunitat y ha propuesto retrasar al 10 de septiembre el inicio del curso escolar.

También se ha comprometido a firmar convenios con los ayuntamientos para ofrecer educación infantil pública y gratuita para niños de dos a tres años en 25 centros de la Comunitat Valenciana.

CONCESIONES SANITARIAS

En cuanto a la sanidad, ha dicho que «volverá a ser un derecho, eficaz y universal» y ha indicado que auditarán las áreas de salud privatizadas y rescatarán las concesiones cuando finalicen. Del mismo modo, el nuevo Consell eliminará el copago de los medicamentos a los pensionistas que tengan una pensión inferior a los 1.000 euros.

También ha dedicado un apartado a la igualdad y ha avanzado que el nuevo Consell será paritario y se ha comprometido a impulsar planes de igualdad salarial y una ley valenciana contra la violencia de género.

Por otro lado, ha planteado un nuevo modelo productivo y ha anunciado un plan de choque para los colectivos más castigados por el paro. Puig también se ha comprometido a potenciar el sector agroalimentario y el turismo.

Otras de sus propuesta en materia económica son la puesta en marcha de una Agencia de Innovación para el sector industrial y «refundar» el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) para que ofrezca microcréditos, ya que, a su juicio, «la peor derrota desde la batalla de Almansa ha sido la pérdida del sector financiero valenciano».

En otro momento de su intervención, el candidato del PSPV ha propuesto a la cámara autonómica un «pacto por la viabilidad de la Generalitat», que constituya «un acuerdo de unidad extensible a la sociedad civil», para exigir al Gobierno central «un cambio justo en el modelo de financiación, una financiación transitoria extraordinaria mientras se modifica y la negociación del pago de la deuda histórica».

Puig se ha comprometido a que, «independientemente del partido que gobierne en Madrid a partir de otoño, el Gobierno valenciano emprenderá acciones legales para exigir lo que merece el pueblo valenciano» si no consiguen «de forma negociada» esas reivindicaciones para acabar con la infrafinanciación de esta autonomía. «La Comunitat está exhausta de ofrecer nuevas glorias a España. Hasta aquí hemos llegado. Es hora de que se trate a los valencianos y valencianas con equidad», ha sentenciado.

El candidato socialista ha apuntado como necesarios, para «garantizar la viabilidad de la Generalitat y los servicios públicos valencianos», una auditoría integral de la Generalitat, exigencia de un nuevo modelo de financiación, un mecanismo extraordinario de financiación hasta que se apruebe el nuevo modelo, negociar el pago de la deuda histórica e inversión del Estado de acuerdo con la población.

CONFIANZA DEL PARLAMENTO

Puig ha finalizado su discurso pidiendo la confianza del Parlamento valenciano para gobernar «humildemente y pensando antes de nada en los más humildes». Al respecto, ha recordado versos de Vicent Andrès Estellés: «Rescatarem la dignitat i la responsabilidad. I farem un ús segur i recte de la llibertat que ens hem guanyat».