El exsecretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, a su salida, en la noche del jueves, del juzgado de instrucción número 2 de Majadahonda tras declarar ante el juez después de presentar una solicitud de 'habeas corpus'. Francisco Granados es conducido de nuevo al calabozo de Las Rozas. | Efe

46

El juez Eloy Velasco ha ordenado la prisión provisional sin fianza para el ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados y para su amigo el empresario de la construcción David Marjaliza, quienes han sido interrogados hoy por el magistrado en relación a la trama Púnica de corrupción.

Granados ha contestado a las preguntas del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco y las fiscales del caso durante dos horas de esta mañana, y ha negado negocios en común con Marjaliza, quien se ha negado a declarar.

El magistrado imputa al político los delitos de blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal, contra la hacienda pública, tráfico de influencias, cohecho, malversación, prevaricación y fraude.

El juez reseña en su auto de prisión que Granados es titular de «algunas de las cuentas» de las que las autoridades suizas han informado que existe sospecha de blanqueo de capitales «agravado» y añade que hay indicios de que, a lo largo de su carrera pública, Granados podría haber beneficiado a Marjaliza y otros empresarios, como el imputado José Luis Huerta, en materia de contratación pública y urbanismo.

Noticias relacionadas

Velasco apunta que el exconsejero formó parte de una red de tráfico de influencias que utilizó también en beneficio propio, e identifica diversas operaciones inmobiliarias que podrían haber constituido una contraprestación recibida de aquellos empresarios.