Josep Antoni Duran Lleida, en una imagen de archivo. | Efe

1

El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, ya ha comunicado hoy a la Permanente de su partido que abandona la secretaría general de CiU, minutos antes de la reunión de la Ejecutiva de la federación en la que también informará de su decisión, han informado a Efe fuentes democristianas.

Con esta decisión, Duran da su primer paso atrás tras una larga carrera en primera línea de la política que, sin embargo, aún no ha llegado a su fin, porque seguirá como portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, al menos durante lo que resta de mandato, y liderando Unió.

En la decisión de dejar de ser número 2 de CiU ha influido, por un lado, sus diferencias con el presidente catalán, Artur Mas, y la cúpula de CDC al afrontar el proceso de la consulta soberanista y, por el otro, las dificultades para hacer calar en el Gobierno del PP una tercera vía, entre la independencia y el actual status quo, que dé salida a la situación política en Cataluña, en donde crece el independentismo.

Duran abandona la secretaría general de CiU tras 14 años como número dos de la federación nacionalista, pero mantendrá su cargo de presidente del comité de gobierno de Unió Democràtica de Catalunya, que ostenta ininterrumpidamente desde 1987.

Tampoco prevé abandonar por el momento la portavocía de CiU en el Congreso de los Diputados, a la que accedió en 2004, años después de haber sido conseller de Gobernación, entre noviembre de 1999 y febrero de 2001, en uno de los gobiernos de Jordi Pujol, cargo que abandonó rápidamente al apostar Pujol en Artur Mas como su sucesor al frente de CiU.