4

El Consejo de Ministros ha concedido al presidente de la UD Las Palmas, el empresario Miguel Ángel Ramírez, el indulto sobre la condena de tres años de cárcel por delito urbanístico que se le impuso en 2011, a condición de que derribe las obras ilegales que hizo en su casa.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica hoy el indulto por el que se conmuta la condena firme que la Audiencia de Las Palmas dictó contra Ramírez, en una decisión que el Consejo de Ministros tomó el pasado 31 de octubre a propuesta del ministro de Justicia.

La gracia que se concede al presidente de la UD Las Palmas afecta solo a la pena de prisión (tres años y un día), pero deja en vigor el resto de las condenas (inhabilitación para ejercer cualquier oficio relacionado con la construcción durante tres años y multa de 43.260 euros).

Además, están condicionada expresamente a que derribe las obras ilegales que realizó en una vivienda de su propiedad en Las Palmas de Gran Canaria, tal y como establece la sentencia condenatoria.

La condena de la Audiencia Provincial, que confirmó otra anterior del Juzgado de lo Penal número 5 de Las Palmas de Gran Canaria, consideró probado que Ramírez cometió una «grave conculcación de la normativa reguladora de la ordenación del territorio, mediante la ejecución de una serie de cuantiosas obras que no resultan autorizables».

Esas obras, continuaba la sentencia, «han provocado un perjuicio constatado a la flora de un espacio natural protegido, además de la alteración de su configuración preexistente».

La Audiencia dispuso, por ello, que el presidente de la UD Las Palmas deberá demoler varias de las obras ejecutadas en su propiedad: «los nuevos caminos, la pérgola, la pajarería, y el muro de cerramiento» que hizo en el entorno de su casa, ubicada en Las Palmas de Gran Canaria.