La vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría escucha al ministro de Economía y de Competitividad, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros hoy en el Palacio de La Moncloa. | Paco Campos

14

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado este viernes que «no está en la voluntad» del Ejecutivo reducir el presupuesto para becas al estudio y ha explicado que el decreto que regulará estas ayudas está pendiente de dictamen del Consejo de Estado.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha señalado que el objetivo es crear «un sistema que tienda a tener dos partes, una fija de manera que se garantice que se tiene la beca adecuada atendiendo a las situaciones socioeconómicas de la familia, y otra variable que tenga en cuenta esas situaciones socioeconómicas si son especiales y pueda ayudar más a quien muestra un mayor esfuerzo».

En concreto, el borrador de Real Decreto al que ha tenido acceso Europa Press, contempla una modificación del sistema de becas actual, creando un sistema en cuatro partes, dos fijas, una básica y otra variable. Así, se concederá una cuantía fija sujeta a la renta del solicitante (1.500 euros) y otra, también fija, asociada a la residencia que tenga durante el curso (1.500 euros), junto a la denominada «beca básica» que será de 200 euros.

Renta familiar

La cuota variable en la beca, por su parte, será presupuestada una vez se cubra la cuota fija de las concedidas cada año y tendrá un importe mínimo de 60 euros para el curso que viene. Se calculará combinando dicho importe mínimo (se determinará cada año), el importe total de crédito a distribuir, el número de perceptores, la nota media del estudiante y la del mejor décil de becarios en su situación, la renta per cápita del becario y la que se fije como máxima para acceder a estas ayudas.

El acceso a la totalidad de estas ayudas o a parte de ellas dependerá del umbral de renta familiar en que se encuentre el alumno y que el borrador define en tres grupos divididos en tramos y organizados, a su vez, en función del número de miembros de la familia, tanto en los estudios no universitarios como en los mismos.

En el primer umbral, con un máximo de 14.613 euros para una familia de cuatro miembros, se da acceso a la ayuda fija ligada a la renta, a la residencia y a la cuota variable. En el segundo umbral, con 36.421 euros anuales máximos en las mismas circunstancias, se puede acceder a todas las ayudas salvo a la de renta. En el tercer umbral, con un máximo de 40.796 euros anuales para esta familia de cuatro personas sólo se puede acceder a una beca básica.

Por su parte, en los estudios universitarios, donde no se tendrán en cuenta para la beca los créditos que excedan el mínimo necesario para titular, los mismos umbrales determinarán el acceso a las cuantías fijas y variables (umbrales uno y dos) o sólo a la cobertura de la matrícula (umbral tres). En ambos casos se tiene en cuenta a los estudiantes en régimen presencial y con matrícula completa.

No habrá becas para repetidores

En cuanto a las exigencias académicas, se mantienen las introducidas en el Real Decreto de Becas aprobado el año pasado y vigente en el curso actual: una nota media por encima de 6 en 4º de la ESO o evaluación de Secundaria para obtener beca en primero de Bachillerato y no se dan ayudas a quienes están repitiendo este curso. Además, a partir de segundo, para optar a una ayuda habrá que tener aprobado el curso anterior o, como mucho, contar con un suspenso.

Para las becas en Formación Profesional se exirá al menos un 5,5 de media en segundo de Bachillerato o en la prueba de acceso. En el caso de la universidad, se exigirá un 6,5 de media en la prueba de acceso para obtener una beca en primera matrícula y aprobar el 100% de los créditos para renovarla el curso siguiente, salvo que cursen enseñanzas técnicas, en cuyo caso podrán obtener la ayuda si aprueban el 85% de los créditos matriculados.

No obstante, con una nota media de 6,5 se podrá acceder a una beca habiendo aprobado sólo el 90% de los créditos en Arte y Humanidades y en Ciencias Sociales y Jurídicas; y el 80% en Ciencias y Ciencias de la Salud. Para las Enseñanzas Técnicas, con una nota media de 6 sólo se exigirá aprobar el 65% de los créditos para poder acceder a la ayuda pública.