16

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha afirmado en el Congreso de los Diputados que los ciudadanos expresaron en las urnas en noviembre de 2011 una apuesta por la reforma y la modernización para corregir la política del Gobierno socialista y, tras el eco de sus últimas críticas a la actuación del Ejecutivo de Mariano Rajoy, ha querido dejar claro que no está «contra nadie», sino con los españoles y que su deseo es que esa voluntad se lleve a cabo porque «el coste de la no reforma sería inasumible».

En la presentación de la colección Biografías Políticas, publicada por la editorial de la Fundación de Análsis y Estudios Sociales (FAES) que preside, Aznar ha querido dejar claro que la etapa de Gobierno socialista interrumpió el impulso modernizador y sus consecuencias fueron «devastadoras», pero que en noviembre de 2011 los españoles pidieron un cambio de rumbo.

A su juicio, esas elecciones reflejaron «una mayoría social renovada», que comparte la voluntad de recuperar un rumbo de éxito, que quiere ser parte de ese nuevo caudal cívico, que rechaza la división y la discordia.

«Es lo que los españoles quieren y lo han dicho donde hay que decirlo -ha subrayado-. No estoy contra nadie, estoy con los españoles; no más que nadie, pero tanto como el que más».

La FAES edita estas Biografías Políticas para difundir la obra y el pensamiento de figuras más relevantes de la tradición liberal-conservadora española y decisivas para la construcción de la España contemporánea. Los tres primeros volúmenes están dedicados a Antonio Cánovas del Castillo, Antonio Maura y Francisco Silvela, todos ellos presidentes del Gobierno y, según Ignacio Astarloa, director del Area de Constitución e Instituciones de FAES, ejemplo a seguir para la España actual.

La colección se ampliará en entregas sucesivas a nuevos títulos sobre, entre otros, José Canalejas, Niceto Alcalá Zamora, José María Gil Robles y Alejandro Lerroux.