Esperanza Aguirre (dcha), junto a la consejera de Educación, Lucía Figar, en el colegio público Virgen de Navalazarza, con motivo del inicio del curso escolar 2012/13. | CCMM

53

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha sido recibida en el colegio público Virgen de Navalazarza del municipio madrileño de San Agustín de Guadalix entre vítores pero también con la protesta de cinco interinos que ya no trabajan en los centros de la Comunidad y de algún padre.

De hecho, una madre ha tirado un 'tupper' hacia la presidenta madrileña como gesto de protesta por la iniciativa que permite llevarlo a los centros escolares.

La mujer, en paro, ha asegurado que le tiró el tupper a Aguirre «para ver si lo cogía». «Pretenden que paguemos los libros. Nos han quitado la beca de comedor, nos exigen uniforme, ¿qué pretenden?», ha señalado a los medios presentes.

En una línea similar, los profesores pedían «Menos tupper y más maestros». Mientras alrededor de 20 vecinos han proclamado vítores a la presidenta pidiendo en un momento dado a los manifestantes que pararan sus quejas con un «ya está bien».