Mariano Rajoy, a su llegada al Congreso. | SERGIO PEREZ

11

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reconocido hoy que las decisiones en materia de política económica que está adoptando constituyen la vía «más difícil y la más dura», si bien ha dicho que es la más responsable, porque cree que será la que lleve a la recuperación económica en el medio plazo.


Durante la sesión de control en el Congreso, el presidente ha insistido en que es necesario hacer una política que corrija los desequilibrios que han llevado al país hasta la situación de recesión y elevado paro en la que se encuentra en la actualidad.

Por esta razón, ha recalcado que es prioritario reducir el déficit público y hacer reformas estructurales, porque en caso contrario no se podrá volver a crear empleo.

Ha sido en respuesta a una pregunta del portavoz de la Izquierda Plural, Cayo Lara, quien ha asegurado durante su intervención que las últimas medidas adoptadas por el Gobierno «probablemente destruirán más de 200.000 empleos».
Lara ha criticado al presidente por haber prometido durante la campaña electoral que su prioridad sería crear empleo, mientras que al frente del Ejecutivo está adoptando medidas que sólo traerán consigo «más paro y más sufrimiento».