Previous Next
32

La prima de riesgo española -que mide el diferencial ente la rentabilidad del bono alemán a diez años y su equivalente nacional- ha cerrado hoy en su máximo histórico desde la creación del euro, 539 puntos básicos, tras sumar 30 puntos en la sesión.

Las incertidumbres sobre la recapitalización de Bankia despertaban las dudas en todo el sector bancario español, lo que disparaba la rentabilidad de los bonos nacionales a diez años hasta el 6,66 %, dos décimas más que la víspera.

Los rumores de que el sector financiero español podría necesitar ayuda de la Unión Europea para sanearse se unían al temor a que Grecia abandone el euro, con lo que los inversores se refugiaban de forma masiva en los bonos alemanes, lo que desplomaba su rentabilidad hasta un nuevo mínimo histórico, el 1,27 %.

Caída de la bolsa

Por su parte, el Ibex 35 ha cedido un 2,58% al cierre de mercado y se ha despeñado por debajo de los 6.100 puntos por primera vez desde el 1 de abril de 2003, con la prima de riesgo desbocada en los 540 puntos básicos y la rentabilidad del bono español a 10 años en el 6,66%.

Las dudas sobre el plan de saneamiento de Bankia, y un posible rechazo del BCE que el Gobierno español ha desmentido, han llevado a la entidad nacionalizada a anotarse un caída del 8,60% y a situar su valor en 1,041 euros.

El selectivo madrileño, que ahondó el mínimo anual hasta los 6.090,4 enteros, coqueteó con mutar al verde después de que la CE recomendara utilizar el fondo de rescate para recapitalizar directamente la banca española.

Pero después, la agitación en el mercado de deuda pública penalizó los títulos de las grandes entidades cotizadas. BBVA perdió un 1,42% y Santander, un 1,16%.

Telefónica se desplomó un 3,47%, mientras Repsol se precipitó un 4,91%. Aun así, el mayor recorte lo protagonizó Sacyr, que se dejó un 11,18%. Le siguieron Bankia y Abengoa (-5,37%).

Noticias relacionadas

Sólo tres valores esquivaron el rojo en la sesión, con Gas Natural despuntando un 2,17%. Caixabank sumó un 0,83% y Red Eléctrica, un 0,80%.

La deuda pública española seguía cuestionada por los inversores, con la prima de riesgo marcando sucesivos récord hasta superar los 540 puntos. Y eso que Bruselas se plantea permitir al Gobierno español aplazar la reducción del déficit público al 3% hasta 2014, si bien a costa de nuevos ajustes.

Entre las principales plazas de Europa también se dejó sentir en el ánimo inversor la incertidumbre entorno al euro, aunque el Ibex se erigió como el 'farolillo rojo'. París se dejó un 2,2% y Francfort, un 1,8%, al igual que Milán. Londres cedió un 1,7%.

Confusas declaraciones

Los analistas consultados atribuyen este repunte tanto a la precaria situación del sistema bancario español como a la posible salida de Grecia de la zona del euro.

La prima de riesgo empezó la sesión con fuertes subidas después de que el diario británico Financial Times asegurara que el Banco Central Europeo (BCE) había prohibido a España pagar con deuda pública la ampliación de capital en BFA-Bankia.

Estas informaciones han sido desmentidas tanto por el ministro de Economía, Luis de Guindos, como por el propio BCE y ambos han coincidido en apuntar que el Gobierno no ha presentado ningún plan de recapitalización para Bankia, por lo que no ha podido ser rechazado.

En este contexto, la Comisión Europea ha propuesto que el fondo europeo de rescate pueda recapitalizar directamente la banca, sin tener que hacerlo a través de los gobiernos como ahora, y avanzar hacia una «unión bancaria» en la eurozona.

Mientras tanto, De Guindos, atribuía esta mañana la fuerte subida de la prima de riesgo a las dudas sobre el futuro político en Grecia, al tiempo que reconocía que este nivel «no es sostenible a largo plazo».

A esta hora, la prima de riesgo italiana subía también con fuerza, hasta los 469 puntos básicos.