El lehendakari y secretario general de PSE/EE, Patxi López, a su llegada ayer en Ferraz. | Efe

3

Los líderes del PSE/EE, Patxi López, y del PNV, Iñigo Urkullu, consideran que es posible hacer cambios en la política penitenciaria que se aplica a los presos de ETA, algo que el PP ha rechazado que se vaya a producir hasta que la banda terrorista se disuelva.

Los tres principales partidos de Euskadi han opinado sobre la manifestación del sábado en Bilbao y respaldada por la plataforma electoral Amaiur (EA, Aralar, Alternativa y la izquierda abertzale) en la que se pidió al Gobierno de Rajoy que dé pasos en materia de política penitenciaria para los reclusos de ETA.

Consenso

El lehendakari Patxi López ha asegurado que en el País Vasco «hay casi un consenso generalizado en que otra política penitenciaria es posible». A su juicio, la normativa española es «muy garantista» y también «muy generosa», con un «afán reinsertador de todos aquellos que quieran dar el paso para integrarse en democracia». López ha rechazado, sin embargo, que se pueda considerar «presos políticos» a los reclusos de ETA.

Urkullu ha indicado que su formación se reafirma en la exigencia de cambios en la política penitenciaria. El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Leopoldo Barreda, ha respondido que los internos de ETA no son presos políticos, sino terroristas condenados por sus crímenes y ha subrayado que no habrá cambios en la política penitenciaria hasta que se disuelva la banda terrorista.