Previous Next
5

Los miembros del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy tomó ayer posesión de sus cargos con una apelación común al diálogo y la fijación del crecimiento económico y la creación de empleo como principales objetivos. El nuevo Ejecutivo llega al poder, según explicó la vicepresidenta y portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría, en un momento de «responsabilidad histórica» y consciente de que de él depende en buena medida el bienestar de los ciudadanos.

La número dos del Gobierno, que estuvo acompañada por Mariano Rajoy en el acto de posesión, aseguró que dialogará con todas las fuerzas políticas, ya que «se puede tener razón, pero todos pueden tener sus razones, y del contraste de razones siempre vienen las mejores soluciones».

Tesón

Esfuerzo, tesón, humildad, diálogo y moderación marcarán su trabajo, añadió la vicepresidenta, que pidió a todo su equipo lealtad y la capacidad de crítica necesaria.

Noticias relacionadas

A este acto acudió el director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán, después de que ayer se conociera que este organismo pasa a depender de la vicepresidenta y no del Ministerio de Defensa.

Además se definen en el BOE las funciones de la Vicepresidencia a la que corresponderá la presidencia de la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios. Una prueba más que demuestra su poder es la reunión que mantuvo ayer por la tarde en La Moncloa con Rajoy para ultimar los nombramientos en el siguiente escalafón del Gobierno y que serán aprobados hoy den Consejo de Ministros.