Fotografías de archivo, del 28 de enero de 2011, de los piratas somalís 'Abdu Willy' y 'Raageggesey Adji Haman'. | Juan Carlos Hidalgo

4

La Audiencia Nacional aseguró ayer que «sin duda alguna» fue el Gobierno, y no la empresa armadora, el que pagó el rescate para la liberación del atunero vasco Alakrana , 47 días después del rapto, el 2 de octubre de 2009.

La Sala condena a 439 años de cárcel a los dos piratas somalís 'Abdu Willy' y 'Raageggesey Adji Haman' por 36 delitos contra la integridad moral, 36 detenciones ilegales, asociación ilegal y robo con violencia.

Según el tribunal, presidido por la magistrada Angela Murillo, «el resultado de la prueba practicada en el acto del juicio ha demostrado, sin duda alguna, que no ha sido la empresa armadora, sino organismos públicos vinculados al Gobierno español, quienes han satisfecho la cantidad que se ha abonado por la liberación de los tripulantes y del propio pesquero».

CNI

Por ello ha estimado «innecesaria» la petición de desclasificación de documentos del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que solicitó la defensa de los dos piratas.

A este respecto, el tribunal recuerda que el armador Kepa Etxebarria declaró en el juicio que un «negociador» por parte de los secuestradores, que se identificó como 'Yama', se puso en contacto con él para reclamarle la liberación de los dos piratas apresados y un rescate de diez millones de dólares a cambio de la liberación del Alakrana .

El armador explicó que un hombre que se identificó como 'Pepe el de los misteriosos' negoció con los piratas el precio del rescate.