Previous Next
24

La federación de CiU que lidera Artur Mas volverá al poder en la Generalitat con 62 escaños, siete años después del último ejecutivo de Jordi Pujol, dejando atrás el gobierno tripartito tras el castigo electoral al PSC -obtiene sus peores resultados con 28 diputados-, y el descalabro de ERC (10). Con el cien por cien escrutado de los resultados electorales de los novenos comicios autonómicos en Catalunya, CiU ha más que doblado en escaños al PSC.


El PP catalán también marca un hito al convertirse en la tercera fuerza política en el Parlament con su mejor resultado en Catalunya, ya que ha obtenido 18 diputados, superando los registros del PP de Aleix Vidal-Quadras de 1995. Los populares recortan distancias en unos 200.000 votos con los socialistas de cara a las elecciones municipales de mayo y de las próximas generales, que se celebrarán en año y medio.

CiU ya da por hecho que Mas será el nuevo presidente catalán antes de Navidad y que cuenta con una mayoría suficiente para gobernar en solitario, aunque deberá negociar apoyos puntuales con otras fuerzas, para lo que tendrá ante sí un amplio abanico.


Debacle


El presidente de ERC, Joan Puigcercós, admitió el gran retroceso sufrido ayer al pasar de 21 a 10 diputados, aunque se comprometió a «trabajar» para recuperar la confianza perdida por miles de ciudadanos y para «vestir una alternativa al autonomismo».


La coalición ecosocialista, ICV-EUiA, ha perdido dos diputados respecto a los comicios de 2006, por lo que encara la próxima legislatura con 10 escaños en el Parlament, ante lo que su líder, Joan Herrera, prometió una oposición «seria» pero «beligerante» ante «cualquier tentación de recortes sociales» por parte de CiU.


El aumento de más de 15.000 votos cosechado por Ciutadans no basta para dotarles del grupo parlamentario propio a que aspiraba, pero el partido cree un éxito histórico ese ascenso que la consolida con 3 diputados en una segunda legislatura, algo inédito en el Parlament para los partidos nuevos. Solidaritat Catalana per la Independencia (SI), el partido liderado por el ex presidente del Joan Laporta, se ha convertido, al conseguir cuatro diputados y un 3,4% del voto, en la séptima formación en entrar al Parlament, la sexta en número de escaños, por delante de Ciutadans.