Rajoy compara a ZP con los malos defensas que sólo dan patadas

| Madrid |

Valorar:
Mariano Rajoy, Alberto Ruiz-Gallardón, Esperanza Aguirre y Ana Mato saludan al cierre del congreso regional del PP.

Mariano Rajoy, Alberto Ruiz-Gallardón, Esperanza Aguirre y Ana Mato saludan al cierre del congreso regional del PP.

Efe

El presidente del PP, Mariano Rajoy, dijo ayer que lo único que se puede esperar del Gobierno es que «no haga más daño a los españoles, que no vuelva a las andadas en la lucha contra el terrorismo y que se vaya pronto» porque eso es lo que necesita España. En su intervención ante la Convención del PP de Madrid, Rajoy señaló que «el nuevo-viejo Gobierno de Zapatero ha iniciado su andadura como los malos defensas, dando patadas y arremetiendo contra el PP», por lo que ha pedido a los suyos que diferencien «las voces de los ecos».

Tras precisar que ellos, los populares, no están en lo que está el Gobierno, Rajoy dijo a los ciudadanos que no se dejen engañar con «las operaciones de imagen» que, a su juicio, «ya no valen», «con la venta de humo, con las polémicas artificiales, con los 'fulanismos' o con los ajustes de cuentas o con la cuenta atrás», que ha asegurado, «ya suena para algunos». «No hagáis casos a esos que intentan esconder su incompetencia con soflamas sobre la inexistencia de una alternativa a su inanidad y a su ineficacia, ni a ellos, ni a los que les jalean», pidió el líder popular.

En política no se puede estar en «lo accesorio o en el chisme» porque «la política es algo más noble» y consiste en atender las necesidades de los ciudadanos y dar una respuesta con visión de futuro, y eso «es lo que debe preocupar al PP, y no otra cosa, «lo diga quien lo diga». Tras asegurar que el PP está en «crear empleo, en las pensiones o en el bienestar social», Rajoy, que ha calificado de «pésima» la gestión del Ejecutivo, ha asegurado que su partido va «muy bien» porque cada vez son más los españoles que confían en el PP.

Y es que, según Rajoy, los populares no empiezan de cero, no tienen que improvisar sus convicciones, ni su trayectoria, porque parten de unos principios que «no cambian con las modas». «No somos unos desconocidos, somos previsibles y por lo tanto viables», ha puntualizado.

Por su parte, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, pidió a su partido, el PP, que sea «derecha centrada y moderada» frente al radicalismo en que a su juicio cae el PSOE y que lo demuestre ante las próximas citas electorales. Para esta etapa, destacó Gallardón, es necesario presentar alternativas. Advirtió de que «frente al radicalismo de la izquierda no podemos caer en el radicalismo alternativo».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.