La Guardia Civil impidió ayer la reconstrucción del denominado 'complejo Donosti' de ETA al arrestar en Guipúzcoa a tres presuntos miembros de un comando 'legal' de la banda que disponía de más de 100 kilos de material explosivo.

La operación policial se inició a primera hora de la mañana con la captura en Usurbil (Guipúzcoa) de Javier Atristain Gorosabel, de 40 años, y de los hermanos Juan Carlos y Jesús María Besance Zugasti, de 40 y 35 años respectivamente, ambos arrestados en Villabona.

Arsenal

En esta última localidad guipuzcoana los agentes del Instituto Armado localizaron una lonja en la que hallaron 85 kilos de nitrato amónico distribuidos en 50 bolsas de 1,7 kilos cada una, 15 kilos de polvo de aluminio en 50 bolsas de 300 gramos, un kilo de pentrita, ocho detonadores, diez dispositivos de iniciación temporizada, rollo de cordón detonante artesanal, una cámara de vídeo y una pistola con dos cargadores y munición, según detalló el Ministerio del Interior. En ese garaje, ubicado en el barrio de Arroa de Villabona, los agentes encontraron también un turismo Renault 19 blanco robado en el año 2001, que fue trasladado a dependencias de la Guardia Civil para su análisis.

Este grupo de 'legales' de ETA, que se denominaba 'comando Imanol', estaba liderado por Javier Atristain, a quien las Fuerzas de Seguridad seguían la pista desde que huyó el pasado 14 de febrero, día en el que fue detenido el presunto miembro de ETA Ibai Beobide Arza.