Paul Kagame, durante su intervención ante la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2007. | Efe

3

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha decidido no recibir al presidente de Ruanda, Paul Kagame, acusado de genocidio, en el Palacio de La Moncloa como estaba previsto, y en su lugar serán el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Àngel Moratinos, y la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, quienes participarán junto al líder africano en una reunión contra la pobreza en el Hotel Ritz de Madrid.

La decisión se tomó después de que la presencia de Kagame en Madrid haya despertado una gran polémica y desatado las críticas de ONG y buena parte de las fuerzas políticas españolas. En este sentido, diputados de CiU, Esquerra Republicana (ERC), Izquierda Unida (IU), Iniciativa per Catalunya (ICV), Coalición Canaria (CC), el Bloque Nacionalista Galego (BNG) y Nafarroa Bai enviaron una carta a Zapatero pidiéndole que no recibiera al presidente ruandés, que, según recuerdan, tiene abierta una causa desde 2008 en la Audiencia Nacional por crímenes de guerra y contra la humanidad en la que figura como imputado el presidente de Ruanda, al que se achaca la responsabilidad de la muerte de ciudadanos españoles, aunque no ha podido ser detenido por su condición de jefe de Estado.

Mala imagen

«Afecta a la imagen internacional de nuestro país frente a la comunidad internacional», avisaron, exigiendo a Zapatero que reconsiderara su decisión y que copresida la reunión de hoy «con cualquier mandatario» que no esté imputado por estos crímenes.

Kagame viene a Madrid para participar en una reunión organizada por Naciones Unidas con el objetivo de impulsar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), las metas que la comunidad internacional se ha fijado para reducir a la mitad la pobreza extrema y el hambre en el horizonte de 2015.

Hace unos meses, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, eligió a Zapatero y a Kagame como coopresidentes del Grupo de Impulsores de los ODM y la primera reunión se celebra hoy en Madrid. Ambos líderes son para él ejemplos de compromiso en el desarrollo y en la lucha contra la pobreza.

El jefe del Ejecutivo español recibirá en cambio en el Palacio de La Moncloa a Ban Ki Moon a las 12.45 horas.