Caso Gürtel

Camps dice que todo es un "montaje" y que Zapatero y De la Vega "tienen mucho que ver"

| Madrid |

Valorar:

El president de la Generalitat, Francisco Camps, ha calificado hoy de «montaje» y «auténtica mentira» el «lío» que a su juicio han «montado» los socialistas contra él en el caso «Gürtel», donde a su juicio José Luis Rodríguez Zapatero y María Teresa Fernández de la Vega «tienen mucho que ver».

Camps, quien ha hecho estas declaraciones a los periodistas antes de presentar en el Foro de Opinión una conferencia del eurodiputado del PP Carlos Iturgáiz, se ha referido así a los detalles del auto del Supremo que ordena al Tribunal Superior de Justicia valenciano reabrir la investigación en esta Comunitat del caso «Gürtel».

«Todos los hechos son falsos», ha señalado para reiterar que «nadie» le ha regalado «nada de lo que se dice» en esa investigación judicial, así como para añadir que el auto del TS «deja claro» que este es «un tema de tres trajes, no de adjudicaciones irregulares en la Administración autonómica o de financiación irregular del PP».

Asimismo, ha señalado que el presidente del Gobierno y su vicepresidenta primera «tienen mucho que ver en esta historia y se sabrá el día de mañana», por lo que les ha recomendado que, «si creen en la democracia, que ganen las elecciones en las urnas».

Tranquilo y seguro

Camps, quien ha insistido en que tiene «la tranquilidad y la seguridad» necesarias para seguir trabajando y ha ironizado con que «al final» será el culpable de que «la gente no vote a los socialistas», ha asegurado que su defensa dispone «ticket de compra por ticket de compra» para rebatir las acusaciones de haber recibido regalos de la trama corrupta.

Esos justificantes, ha dicho, «llegaron cuando se cerró el asunto» en el TSJCV, el pasado mes de agosto, y certifican «claramente» que «todo es un montaje y que todos los documentos -presentes en el sumario contra él- son falsos».

«Eso es una buena parte de la defensa que vamos a hacer, la defensa del inocente, de quien no ha hecho nada», ha agregado para recordar la existencia de «conversaciones capitales y esenciales en esta historia» grabadas a los cabecillas de la trama que le exculparían pero que fueron declaradas ilegales por el TSJM.

«Alguien decidió que -esas conversaciones- no llegaran a Valencia antes de que comenzara aquí el proceso», ha señalado el jefe del Consell, quien ha llegado a la conferencia de Iturgáiz acompañado por su esposa y uno de sus hijos, y que se ha abrazado a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, tras hacer estas declaraciones.

El Supremo, según ha insistido, «no ha podido usar esas conversaciones» en el auto conocido la semana pasada y sus argumentos hechos públicos hoy porque «alguien intentó por todos los medios que nadie conociera que eran exculpatorias y que el montaje se venía abajo».

Sin "cargas de conciencia"

Camps ha manifestado que no tiene «ningún tipo de carga de conciencia respecto a nada» para «hablar ante quien corresponda, en este caso ante las instancias judiciales, para explicarles una y otra vez que la verdad no es ésa», sino que está «en quien les habla».

Tras reiterar que desde que está en política «nunca» se ha enriquecido, ha criticado que «la opinión pública, los partidos políticos y la Justicia» tengan «una doble vara de medir» los regalos que pueden recibir los cargos públicos.

«Pido que me expliquen -ha señalado en este sentido- la diferencia entre mi caso y el de la presidenta del Constitucional», María Emilia Casas, pues «a ella se le archivó de plano y a mí me lo reabren».

«Me gustaría saberlo, independientemente de si ha sido por su condición o por su ideología, porque en España para muchas cosas la ideología cada vez pesa más», ha añadido para insistir en que los documentos que utilizará su defensa «clarifican y evidencian que todo se trata de un tremendo montaje».

Basta con la aceptación de un regalo

El Tribunal Supremo justifica su decisión de que se siga investigando la parte del «caso Gürtel» que afecta al presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, diciendo que para que haya delito de cohecho pasivo impropio basta con la aceptación de un regalo entregado en consideración al cargo.

Así lo indica la Sala de lo Penal del TS en la sentencia, cuyo fallo se conoció el pasado día 12, en la que ordena al Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJCV) que siga investigando a Camps y a otros altos cargos de la Administración y el PP valenciano por recibir regalos de la «trama Gürtel».

El TS devuelve las actuaciones al magistrado instructor, José Flors, para que continúe su tramitación contra Camps; el ex secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa; el ex vicepresidente del gobierno valenciano Víctor Campos; y el ex jefe de gabinete de la consellería de Turismo Rafael Betoret.

Todos ellos aceptaron supuestamente prendas de vestir abonadas por Orange Market, una de las empresas de la trama dirigida por Francisco Correa.

Respecto a Costa, el TS indica que no es una alternativa irrazonable la acogida por el TSJCV que sea su cargo en el PP lo que consideraron los donantes y no su condición de diputado, por lo que «el sobreseimiento no tendría que ser en principio descartable, si bien el provisional», aunque señala que tendrá que ser Flors el que decida al respecto.

El TS estima el recurso del Ministerio Fiscal y el del PSPV-PSOE contra el auto del TSJCV que archivó esta causa al estimar que no había relación entre los «agasajos» que pudieron recibir y la adjudicación de contratos públicos a Orange Market.

Al respecto, el Supremo, que ya adelantó el fallo de esta sentencia el pasado 12 de mayo, indica que la jurisprudencia del Alto Tribunal «no abona la relación causal defendida por la Sala de lo Civil y Penal (del TSJCV), sino más bien al contrario».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Pepe
Hace más de 9 años

Los Políticos son así. Siempre felices... hasta que se ponen tristes.

Valoración:5menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1