La CNMV asegura que los dos ex técnicos no favorecieron a Gescartera

Las inversiones irregulares en la agencia provocan la dimisión de dos altos cargos de la ONCE

| Madrid |

Valorar:

La Comisión Nacional del Mercado de Valores asegura que el apoderado de Gescartera, José María Ruiz de la Serna, y su interventor general, Salvador Alcaraz, no pudieron favorecer a la agencia de valores, sus gestores o sus socios mientras trabajaron como técnicos de la CNMV. Esa es la conclusión de la investigación interna del organismo regulador que se inició el pasado día 10 y que ayer remitió a la Audiencia Nacional. La Comisión no ha detectado diferencias de trato por parte de sus antiguos técnicos en beneficio de la empresa de Antonio Camacho, en la que ambos trabajaron desde que abandonaron voluntariamente la institución.

Según el organismo regulador, Ruiz de la Serna comenzó a trabajar en la CNMV el 27 de noviembre de 1989 y se marchó de forma voluntaria el 16 de marzo de 1997 para 'fichar' por la empresa de Camacho. Inicialmente desempeñó como técnico en la División de Sujetos del Mercado, que realiza fundamentalmente actividades de análisis de la información periódica remitida por sociedades y agencias de valores.

Desde septiembre de 1994, Ruiz de la Serna se traslada a la división de Instituciones de Inversión Colectiva, área de visitas, donde hasta el 1 de julio de 1996 realiza 23 visitas, tres de ellas a sociedades gestoras de carteras y 20 a instituciones de inversión colectiva. En el año 1995, realizó una visita de supervisión a Gescartera Dinero SGC. La investigación interna de la CNMV ha puesto en relación el informe sobre esta visita con otras realizadas a la misma entidad en períodos de tiempo diferentes y por personas diferentes, y concluye que «no se observa un trato especial a la entidad».

El interventor general de Gescartera, Salvador Alcaraz, comenzó a trabajar en la CNMV el 11 de noviembre de 1994 y causó baja el 10 de marzo de 1998 para irse a la agencia de valores. Desde noviembre de 1994 hasta diciembre de 1995 trabajó en la división de Inspección y actuó en once expedientes sancionadores. Ninguno de estos expedientes, en los que Alcaraz actuó junto al menos otro miembro de la Inspección, guarda relación con Gescartera, aunque la CNMV ha estudiado su participación en el expediente sancionador a la agencia de valores Servicios Financieros del Sur, por su relación indirecta con el caso.

«Es difícil pensar que la actuación de Alcaraz fuera determinante en este expediente, ya que fueron instructores del mismo además un subdirector y otro técnico de la división», afirma la CNMV. Además de la investigación sobre la actuación de sus dos técnicos que ´se pasaron´ a Gescartera, la CNMV está realizando una investigación general sobre todos los expedientes relacionados con la agencia de valores de Camacho a lo largo de toda su existencia, con el fin de remitir los informes necesarios a la Comisión de Investigación parlamentaria.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.