Nuevo golpe policial a ETA

Desarticulado el «comando Barcelona» cuando preparaba un atentado inminente e incautados 275 kilos de explosivo

| Madrid |

Valorar:
preload

La Guardia Civil desarticuló la pasada madrugada un nuevo «comando Barcelona» de ETA en una operación en la que detuvo a seis personas, preparadas para cometer un atentado inminente y a los que se le incautó 275 kilos de explosivos "dinamita para seis coches bomba" armas y documentación. Los guardias civiles entraron en una rápida intervención en una vivienda de la calle de Villarroel de la ciudad condal, donde detuvieron a los miembros liberados "a sueldo de la banda" Fernando García Jodrá, Unai López de Ocariz López y Nerea Bengoa Ciarsolo. Igualmente, fueron detenidos tres colaboradores «legales» "no fichados" Pedro Alvarez Fernández de Mendía y su compañera sentimental, Aurelia Comas Riera, en Argentona (Barcelona), y Laura Riera Valenciano de Mendiolaza, en Barcelona.

Fernando García Jodrá está acusado, entre otros, del asesinato del ex ministro socialista Ernest Lluch y es el tercer miembro del desarticulado «comando Barcelona», que logró eludir la acción policial el pasado 11 de enero cuando fueron detenidos sus dos compañeros del grupo, José Ignacio Cruchaga y Lierni Armendáriz. García Jodrá está acusado también, entre otras acciones, de asesinar también al concejal del PP en Sant Adria José Luis Ruiz Casado el 21 de septiembre de 2000, al concejal del PP en Viladecavalls Francisco Cano Consuegra el 14 de diciembre y al guardia urbano de Barcelona Juan Miguel Gervilla seis días más tarde.

Nerea Bengoa ya fue capturada en 1995 por estar relacionada con el «comando Araba». Unai López fue en 1997 condenado a una multa de medio millón de pesetas por su implicación en acciones cometidas en Alava por grupos de apoyo a ETA. Laura Riera y Aurelia Comas son catalanas, la primera "«miembro del colectivo okupa» según la Generalitat" había trabajado en el Ayuntamiento de Tarrasa como sustituta de auxiliar administrativa y la segunda es periodista de El Temps, mientras que Pedro Alvarez Fernández es de origen vasco.

En los registros domiciliarios se intervinieron entre otros efectos cuatro pistolas, un subfusil, 275 kilos de explosivos "posiblemente procedentes del robo en Grenoble (Francia)", detonadores, temporizadores, mandos a distancia, placas de matrícula falsas, material eléctrico y electrónico para la confección de artefactos y numerosa documentación. El ministro del Interior, Mariano Rajoy, explicó que estas detenciones «han frustrado la intención de ETA de establecer un comando de liberados en Barcelona» e impide una nueva campaña de atentados en la comunidad. La Guardia Civil, que localizó hace semanas a García Jodrá y durante este tiempo mantuvo bajo vigilancia a los seis miembros del «comando Barcelona», decidió detenerlos la pasada madrugada al temer que estuvieran a punto de cometer un atentado. El «comando Barcelona» ha sido desarticulado desde 1986 en siete ocasiones.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.