Renault Megane 1.3 TCe

|

Valorar:
preload
Este nuevo propulsor de 1,3 TCe fabricado con Mercedes ofrece unas brillantes prestaciones y un consumo más que aceptable

Este nuevo propulsor de 1,3 TCe fabricado con Mercedes ofrece unas brillantes prestaciones y un consumo más que aceptable

18-02-2019

Aunque la última versión del Renault Megane salió al mercado en 2016, sigue teniendo un espíritu muy joven y ha ido implementándose con las últimas tecnologías, sobre todo en lo que se refiere a seguridad activa y pasiva.

Cabe recordar que con esta ya van cuatro generaciones del modelo, que en su día sustituyó al Renault 19.

El motivo principal de la prueba de hoy es el hecho de que ha incorporado un nuevo motor, el Renault Megane 1.3 TCe, que es el inicio de la nueva generación de propulsores de gasolina que tiene como objetivo sustituir al bloque 1.2 TCe, mejorando sus cifras de eficiencia y rendimiento.

Este motor surge de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi con Daimler y por eso lo vemos también en la nueva generación del Mercedes-Benz Clase A. Este nuevo propulsor ha sido diseñado para reducir al máximo las pérdidas energéticas, adoptando tecnologías en su fabricación como el uso del mismo recubrimiento de los cilindros que emplea el Nissan GT-R.

El modelo de la firma del rombo está disponible en tres potencias diferentes (115, 140 y 160 CV) y puede asociarse a un cambio manual de seis velocidades o uno automático de doble embrague EDC con siete relaciones, este último sólo para los dos más potentes.

Estéticamente, este modelo sigue la línea marcada por el Kadjar en su día, que acaba de recibir un restyling, y que posteriormente se ha trasladado al Talisman y al vehículo que hoy nos ocupa, el Megane.

En cuanto al motor, del que ya hemos avanzado algo más arriba, tiene una cilindrada de 1.330 centímetros cúbicos, emplea configuración de 4 cilindros y está sobrealimentado por turbocompresor. Y nosotros hemos probado el de la potencia intermedia, de 140 CV, con cambio manual, que nos ha causado muy buena impresión en todos los apartados.

Las prestaciones de este vehículo con este propulsor son más que suficientes para llevar una conducción bastante deportiva, sin que se pueda considerar que se trata de un vehículo explosivo. Los 9,5 segundos que tarda para acelerar de 0 a 100 Km/h y los 205 Km/h de punta así lo indican. Gracias a los diferentes modos de conducción se trata de un propulsor un poco ‘perezoso’ en el modo ECO y bastante ‘inquieto’ en el modo Sport. Donde más sorprende este motor de gasolina es sin duda en la eficiencia, que es en lo que destaca la marca. Los 5,5 litros de combustible anunciados por marca, nosotros sólo los hemos elevado hasta los 6,6, sin ir con mucho cuidado y conduciendo a ratos con el modo Sport. Estas cifras son muy buenas, sobre todo teniendo en cuenta las prestaciones del vehículo. En cuanto al comportamiento, el Megane se muestra firme en carretera, con unas suspensiones bastante equilibradas, lo cual hace que en curva tenga un comportamiento neutro. Pero como en la mayoría de vehículos con un enfoque no deportivo de la marca, prima más la comodidad de sus ocupantes y tiende a subvirar un poco, sin que se haga difícil el control en ningún momento. El interior del vehículo es bastante equilibrado en cuanto a espacio para los pasajeros, ya que los tres posibles ocupantes de las plazas posteriores van bastante cómodos, con un espacio para las piernas un poco justo pero suficiente. Los asientos delanteros sujetan bien lateralmente. En cuanto a las calidades, hay algunos materiales que a la larga pueden dar algunos problemas, pero se pueden catalogar de más que aceptables.

La tecnología es uno de los aspectos más destacables del vehículo, tanto en su enfoque hacia la seguridad como a la comodidad de sus ocupantes. La culminación es el sistema R-Link, aglutinado en la pantalla central situada en posición horizontal, muy intuitiva, completa y práctica.

Lo mejor: Las prestaciones y las buenas cifras de consumo son dos de las características que destacan más en este modelo francés.

Lo peor: El espacio para las piernas y algunos materiales usados son dos de los pequeños aspectos mejorables en este Megane.

FICHA TÉCNICA
Motor: 1.3 TCe
Cilindrada (cc): 1.332 cc
Combustible: Gasolina
Potencia máxima (CV/rpm): 140 CV/5.000 rpm
Aceleración 0-100 Km/h: 9,5 segundos
Velocidad máxima (Km/h): 205 Km/h
Consumo (l/100 Km): 5,5 l/100
Capacidad maletero (l.): 384 l.

VALORACIÓN
• Estética: 9
• Comportamiento: 8
• Prestaciones: 10
• Consumo: 9
• Calidad percibida: 8
• Equipamiento de serie: 9

DATOS
• Concesionario: Dibauto Plus
• Precio desde: 13.690 Euros

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.