SsangYong XLV

|

Valorar:
preload
Un vehículo que ofrece una gran practicidad y capacidad de carga que pasa a formar parte de la gama como una alternativa compacta al Rodius.

Un vehículo que ofrece una gran practicidad y capacidad de carga que pasa a formar parte de la gama como una alternativa compacta al Rodius.

19-05-2016Xisco Tortella

El diseño exterior del nuevo SsangYong XLV se centra en sus líneas dinámicas, sobre todo en la parte delantera, cuyo diseño de las aletas se integra perfectamente entre la parrilla y los faros mostrando una mirada muy estilizada. Al igual que con el exterior, el diseño interior crea un ambiente dinámico, moderno y elegante acorde al estilo contemporáneo. Aunque compacto, el lujoso interior ofrece un amplio y luminoso alojamiento para cinco pasajeros. Un espacio para el equipaje de hasta 720 litros es suficiente para transportar una amplia variedad de artículos y la segunda fila de asientos se puede abatir en configuración 60:40, dejando una superficie de carga totalmente plana.

El XLV está equipado con un nuevo sistema de infoentretenimiento con pantalla de alta resolución de 7”. El sistema cuenta con MP3, un puerto USB/AUX que permite a los usuarios transmitir contenido desde sus dispositivos de audio externos y un sistema de manos libres Bluetooth. Los pasajeros también pueden utilizar sus iPod y iPhone, y pueden viajar haciendo uso del navegador con pantalla de 7“ que integra la función de cámara de visión trasera incluida.

El XLV se ofrece en dos mecánicas Euro6, una diésel y otra gasolina, ambas de 1.6 litros. El motor de gasolina XGi160 desarrolla 128 CV, mientras que el motor diésel e-XDi160 ofrece 115 CV. Además, estas vienen asociadas a un sistema ISG (Stop / Start) para satisfacer los niveles de emisiones de CO2. Con las mecánicas el modelo cuenta con una oferta compuesta por dos transmisiones diferentes. Por un lado una manual de 6 velocidades y por otro una transmisión automática Aisin de seis velocidades destinada al diésel y con posibilidad de accionamiento manual desde el pomo de la palanca.

El XLV está equipado con un sistema de dirección asistida electrónica que reduce notablemente los esfuerzos del conductor a la vez que mejora su seguridad y optimiza el consumo de energía activando el motor del sistema solo cuando es necesario.

El equipamiento de seguridad activa incluye el ESP (Electronic Stability Program), que comprueba constantemente numerosas funciones como la velocidad, la potencia del motor, el uso del acelerador, o el ángulo de la dirección y de esta forma actua sobre el motor y los frenos en caso de que el conductor perdiese el control bajo condiciones climatológicas adversas o curvas inesperadas.

Los sistemas de protección antivuelco y de asistencia en la frenada toman un rol activo al evitar que el vehículo vuelque cuando se producen giros bruscos del volante ante situaciones inesperadas, además de aumentar la intensidad de la frenada cuando el conductor no está en condiciones para aplicar suficiente presión sobre el pedal del freno. Además, hay otros elementos de seguridad como la ayuda al arranque en pendiente y la señal de parada de emergencia que activa las luces de emergencia cuando se frena con fuerza para evitar una colisión.
En cuanto a seguridad pasiva y para maximizar la protección de los pasajeros, el XLV está equipado con siete airbags: dos frontales, airbag de rodilla para el conductor, airbags laterales y airbags de cortina.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.