David Gil, conseller electo de Vox, durante su intervención en el pleno.

TW
44

David Gil, conseller electo y portavoz adjunto del grupo de Vox en el Consell, que ayer se refirió en el pleno a la Guerra Civil Española y la represión franquista como la «última cruzada de liberación», tendrá que rendir cuentas por sus afirmaciones.

Memòria de Mallorca y Podemos han presentado este viernes sendos escritos en la Conselleria de Presidència del Govern en los que advierten de que el discurso de Gil va en contra de la Ley de Memoria Democrática que tipifica multas de entre 2.000 y 10.000 euros.

Noticias relacionadas

Así lo ha explicado este viernes Jesús Jurado, exsecretario autonómico de Memoria Democràtica y portavoz de Podemos: «Cuando un portavoz de Vox califica como cruzada de liberación todo lo relacionado con el golpe de Estado del 36 y la Guerra Civil, ofende gravemente a todas las víctimas del franquismo y especialmente a las de Mallorca. Más de 2.000 asesinatos se cometieron en esta Isla a raíz de este alzamiento militar. Teniendo en cuenta que es un hecho denunciable, contemplado en la Ley de Memoria Democràtica, hemos presentado una solicitud a Presidència para que tramite una sanción grave. Esperamos que actúe rápida y contundentemente para preservar nuestra democracia y convivencia».

El discurso de David Gil se produjo en el marco del debate de una moción de Més per Mallorca sobre la reposición de las señales vandalizadas de las carreteras construidas por presos republicanos en la Isla. «La intervención completa es bochornosa, pero llamar a la Guerra Civil ‘última cruzada de liberación’ es para denunciarlo», afirma Jurado.