Jessica Alcaide luce con orgullo su prótesis, pero espera la actualización del catálogo ortoprotésico para mejorar su movilidad. | M. À. Cañellas

Jessica Alcaide tiene 28 años, mucho coraje y ganas de vivir, pero de vivir como una persona más de su edad, con calidad de vida, aunque en la rueda de la fortuna le haya tocado caminar con una prótesis de pierna. Por eso, se enerva con los seis meses de retraso que acumula nuestra Comunidad a la hora de actualizar el catálogo de material ortoprotésico que el Gobierno Central actualizó en febrero de este año, ya totalmente desfasado, para adecuarlo a las necesidades presentes y futuras de personas amputadas o con discapacidad. A día de hoy, Balears y Galicia son las únicas comunidades que mantienen un listado de prótesis desfasado.

Diagnóstico: osteosarcoma

A Jessica, que hace nueve meses le practicaron una amputación femoral por encima de la rodilla, le afecta cada día de retraso: «Significa otro día esperando una pieza más de mi prótesis que me podría ayudar a mejorar mi movilidad. Un día sin una prótesis adecuada es un día más sin calidad de vida», apostilla esta joven, que ha enviado varias misivas a la Conselleria de Salut y al IB-Salut pidiendo explicaciones sobre el retraso del catálogo. Por el momento no ha habido respuesta alguna.

A una temprana edad, con tan solo 9 años, el día a día de Jessica dio un vuelco. Empezó a encontrarse mal habitualmente, sus padres se preocuparon y la llevaron al médico. El diagnóstico, inesperado y demoledor: cáncer. Se trataba de un osteosarcoma, un tumor cancerígeno que comienza en las células que forman los huesos, y afecta, sobre todo, a niños, adolescentes y adultos jóvenes. Se encuentra con mayor frecuencia en las piernas y en los brazos, pero puede comenzar en cualquier hueso.

Como la luchadora que es, superó este cáncer, pero le ha dejado secuelas de por vida, que lleva con la elegancia que la caracteriza. Ahora trabaja como recepcionista en la televisión autonómica balear, entrena y disfruta de la vida como si le hubiesen dado una segunda oportunidad, que es lo que siente que le ha sucedido.

Un detalle de la pierna ortopédica de Jessica.

6 meses de retraso

«El Govern balear está incumpliendo flagrantemente el plazo que dio el Ministerio de Sanidad a las comunidades para actualizar los materiales protésicos incluidos en el Sistema Nacional de Salud (SNS). Tenían seis meses para adaptarlo; en agosto dijeron que estaría en cartera a finales de ese mes; luego dijeron que septiembre, y ahora ya no tenemos fecha», recuerda Isabel García, delegada en Mallorca de la Asociación Nacional de Amputados de España (Andade).

García también señala que hay muchos afectados en Baleares, «no solo personas mayores, como se imagina en un primer momento la gente cuando piensa en una persona amputada, hay muchos niños pequeños y adolescentes esperando un cambio de prótesis que les ayude a evitar el dolor o a mejorar su calidad de vida», especifica García. En este sentido, Jessica Alcaide se pregunta «cuánto tiempo seguiremos siendo ciudadanos de segunda».