Profesores y alumnos han tenido que soportar temperaturas extremas este lunes. | M. À. Cañellas

Los sindicatos y los padres exigen a Educació que adopte medidas frente al calor, ya que este lunes los alumnos y los profesores han sufrido una jornada muy dura en la vuelta al cole; la Isla ha estado en alerta por elevadas temperaturas y este martes volverá a estarlo, salvo la zona de Levante. En las aulas se han superado los 30º y la humedad ha llegado al 70 %. La delegada de la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Baleares, María José Guerrero, ha calculado que la sensación térmica en horario escolar ha oscilado entre 30º y 35°

«Han pasado un día horroroso». Así ha resumido Tino Davia, el secretario de Enseñanza de UGT en las Islas. Ante esta situación, ha reclamado que se adopten las medidas necesarias y ha asegurado que con el protocolo de actuación que ha enviado la Conselleria «no es suficiente». Por citar un par de ejemplos, propone climatizar los centros o dotar de más sombra a los patios.

Como «un día espantoso» ha calificado el secretario de Comunicación de USO en Baleares, Juan Andrés Nogareda, este lunes. Además, ha añadido que algunos alumnos incluso han tenido que salir del aula para refrescarse y ventilarse porque han tenido «episodios leves de golpes de calor». También algunos profesores han sacado a los estudiantes de clase para refugiarse en las sombras de los patios, en aquellos casos que tienen, donde corría algo de aire. El citado protocolo de actuación recogía esta medida para hacer frente a las temperaturas extremas. Sin embargo, el representante de USO ha lamentado que este protocolo es «totalmente insuficiente», por lo que ha exigido a la Conselleria que adopte medidas para «paliar el calor insoportable de estos días».

Noticias relacionadas

Por su parte, el STEI Intersindical ha pedido «medidas efectivas y urgentes para hacer frente a las altas temperaturas que la comunidad educativa debe soportar en las aulas, ya que venimos de un final de curso con unos índices de calor muy por encima de la media». Montserrat Nadal, vocal de enseñanza pública del STEI Intersindical, ha argumentado que «el cambio climático que ya padecemos exige de la Administración un plan de choque para la mejora de las infraestructuras educativas y la rebaja de las ratios de los centros. Es un tema de salud pública que va a redundar en la mejora del confort térmico en las aulas y, a la vez, de incremento de la calidad educativa».

En términos similares se ha expresado el secretario general de enseñanza CCOO, Mario Devis. «En septiembre las temperaturas en las Baleares generalmente continúan siendo altas, y en muchos casos, en las aulas se superan la temperatura máxima permitida por ley. Únicamente los centros más nuevos disponen de aparatos de aire acondicionado para asegurar una temperatura ambiente aceptable en la que se pueda desarrollar las clases con normalidad». También ha subrayado que «este primer día muchos grupos han tenido que salir al patio o exteriores en busca de sombra y algo de aire, dado que en el interior de muchas aulas era imposible permanecer». Por todo ello, espera «que la partida ministerial para acondicionar las aulas, unos seis millones que llegan tarde, se apliquen lo antes posible».

El presidente de la Federación de Asociaciones de Familias de Alumnos (FAPA) de Mallorca, Albert Lobo, ha asegurado que «ha hecho mucho calor», a lo que hay que añadir que muchos centros están muy mal acondicionados para soportar el calor y, además, concentran a muchas personas. A su modo de ver, «habrá que hacer un planteamiento serio sobre cómo climatizar mejor las aulas, sabiendo que el gasto energético no puede ser superior al que tenemos». Lobo ha hecho especial hincapié en los espacios exteriores porque «si estás peor fuera que dentro del aula porque no tienes una sola sombra dentro del patio o las que existen no son suficientes para todos los chavales estamos igual o peor. Se pueden hacer muchas actuaciones en los patios escolares para mejorarlos».