0

La delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha rebajado a nivel amarillo el aviso por fuertes lluvias, ya que pueden caer hasta 20 litros da agua por metro cuadrado en una hora. Anteriormente estaba previsto que fuese naranja, puesto que la previsión era de 40 litros en una hora. El portavoz adjunto de la Aemet en las Islas, Miquel Gili, ha informado que «lo peor ha pasado», aunque a partir de media mañana se espera que vuelvan las precipitaciones, especialmente en el levante, norte y nordeste, aunque no se descarta que pueda hacerlo en otras zonas.

Por ello, los avisos afectarán a toda la Isla y comenzarán a estar activos a partir de las 12:00 horas de este jueves, 18 de agosto y permanecerán hasta las 20:00 horas de esta jornada. Además, hay alerta amarilla por mala mar en la zona de la Serra de Tramuntana, el norte y nordeste por olas que pueden llegar hasta los dos metros de altura.

Durante esta pasada madrugada ya se han producido tormentas, que han afectado principalmente al norte de la Isla y a Menorca. Cabe destacar que han dejado más de 10.000 rayos en Baleares, la mayoría de ellos en el mar; en el caso de Mallorca y sus aguas han sido 470. Gili ha precisado que en Escorca se han registrado 31,8 litros de agua, de los que 13,2 litros han caído en sólo 10 minutos. En Lluc y en la Serra d'Alfabia se han contabilizado 20,9 litros; en el Puerto de Pollença han sido 24,8 litros; en Pollença, 23,2 litros; y el el Puerto de Sóller, 15 litros. El periodo en el que más ha llovido ha sido entre las 3:50 y las 4:30 horas.

Noticias relacionadas

Además, se han detectado fuertes rachas de viento en algunas zonas de la Isla. Este es el caso de la Serra d'Alfabia, concretamente han sido 102 kilómetros por hora (km/h); en Capdepera, 90 km/h; en el Puerto de Sóller, 77 km/h; y en Pollença 74 km/h.

La previsión del tiempo en Mallorca para este jueves indica una bajada de temperaturas, ya que las máximas no superarán los 30º-31º. Se trata de los valores habituales en esta época del año, pero unos 10º inferiores a los registrados durante el pasado fin de semana cuando la Isla se encontraba inmersa en una ola de calor que ha batido varios récords históricos: la temperatura más alta (44,5º en Montüiri), ha sido la más larga desde que hay registros (ha durado 15 días) y ha sido la primera vez que se han producido tres episodios de calor extremo en un mismo año.

Para este viernes se prevé que las temperaturas comiencen a recuperarse, subirán hasta los 32º-33º. No obstante, no se descarta que por la tarde pueda caer algún chubasco en el interior de Mallorca. De cara al fin de semana, la estabilidad meteorológica será la protagonista.