El calor es asfixiante en Mallorca. | Jaume Morey

12

La ola de calor que abrasa a Mallorca está a punto de pulverizar nuevos récords. Ya ha batido uno, puesto que se trata del tercer episodio de calor extremo de 2022 y hasta ahora nunca se habían registrado más de dos en un año. Sin embargo, este fin de semana, que se espera que las temperaturas aún sean más asfixiantes, se podría registrar el valor más elevado del año. Hasta ahora son los 40,4º que se alcanzaron en Montüiri el pasado 25 de julio. En este caso, batir el récord histórico será más complicado, ya que no se prevé llegar a los 44,2º alcanzados en Muro el 3 de julio de 1994.

Además, cuando este ola de calor finalice habrá sido la más larga desde que existen registros. Hasta ahora es la del pasado mes de julio, que se prolongó durante 13 días; todo apunta a que esta lo hará durante 16 jornadas. Por tanto, estamos ante un episodio de calor extremo de récords y lo peor aún está por llegar, según ha confirmado el portavoz adjunto de la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Baleares.

Noticias relacionadas

Este jueves el interior, el sur y la Serra de Tramuntana se encuentran en alerta amarilla por calor, ya que el pronóstico del tiempo en Mallorca prevé máximas de 37º. El viernes el aviso se extenderá a más zonas y estará activo en el interior, levante, la Serra, norte y nordeste; se espera que los termómetros puedan llegar a los 38º. Amengual ha puntualizado que en el sur el calor dará una pequeña tregua y, aunque las temperaturas seguirán siendo más altas de lo habitual, no ha sido necesario activar avisos.

El fin de semana llegará lo peor de la ola de calor e incluso será necesario incrementar el nivel de alerta a naranja en algunas zonas. En concreto, este es el caso del interior, norte y nordeste; se puede llagar a los 40º-41º. En el resto de la Isla la alerta será amarilla, por máximas de 36º. El domingo sólo se mantendrá la alerta naranja en el interior, donde se puede llegar a los 41º. En el resto de Mallorca el aviso será amarillo, por valores de 36º. El portavoz adjunto de la Aemet ha avanzado que el lunes podrían bajar algo las temperaturas, pero seguirán las alertas en el interior, aunque en este caso de nivel amarillo. El mercurio bajará unos 4º, pero seguirá haciendo mucho calor.