El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y MemorarÍa Democrática, Félix Bolaños, y la presidenta balear, Francina Armengol, en el Consolat de Mar. | M. À. Cañellas

25

Francina Armengol tendrá el año que viene más dinero que nunca en los Presupuestos gracias a la inesperada inyección de dinero que le llegará del Gobierno central:3.350 millones de euros, es decir, 677 millones más de lo que ha recibido este año con cargo al sistema de financiación. Los datos son históricos porque jamás se había visto un aumento de esta naturaleza, un 25,3 % más, y servirán para multiplicar el gasto de la Administración autonómica en año preelectoral.

Gracias a la aportación del Gobierno central, el Presupuesto del Govern para el año que viene se acercará a los 7.000 millones de euros, casi el doble de los 4.000 euros que recibió Armengol en 2015, cuando el Pacte ganó las elecciones.

Más inversiones y gasto social

La apuesta del Govern para estos Presupuestos ya se conoce. Habrá inversiones en infraestructuras de movilidad, centradas en el tranvía, la ampliación del metro y el tren; una política de vivienda encaminada a ampliar el parque de pisos públicos de la Comunitat, y un refuerzo de las políticas públicas en materia de sanidad, educación y servicios sociales.

En los planes del Govern no figura, por ahora, la posibilidad de bajar impuestos, como le reclama el PP, si bien no se descartan algunos ajustes en las desgravaciones y matices en la política impositiva que ya han venido apuntando algunos socios del Govern.

Noticias relacionadas

La inyección financiera del año que viene está relacionada con el buen comportamiento de la economía en el año 2021. El sistema de financiación opera con previsiones, lo que quiere decir que el Gobierno envía a las comunidades autónomas un cálculo de lo que prevé ingresar vía impuestos. Una vez que se conoce la recaudación real, debe hacerse una liquidación porque casi nunca coincide lo que se previó con lo que se recaudó.

Una liquidación nunca vista

En el caso de las Islas, Baleares recibirá el año que viene nada menos que 884 millones de esta liquidación complementaria del año 2021, el del inicio de la recuperación económica tras el vertiginoso descenso económico provocado un año antes por la pandemia. El resultado de esta liquidación es que el Gobierno recaudó mucho más de lo previsto y ahora compensa por ellos a las comunidades autónomas. Baleares es una de las comunidades autónomas más beneficiadas ya que sus ingresos aumentarán el año que viene un 25,3 % frente al 24 % de media del resto de territorios gracias a que también fue una de las zonas donde se dio un mayor impulso económico tras la pandemia.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, fue la encargada de detallar las cifras exactas de financiación, que no se conocieron hasta ayer. Aseguró que Balears se beneficiará de una subida «histórica» y defendió que se explique bien esta realidad que demuestra la implicación del Gobierno con el sistema de las comunidades autónomas. «Estos ingresos significan mejorar las políticas públicas. Somos conscientes del esfuerzo económico del Gobierno», afirmó la presidenta del Ejecutivo en presidencia del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, a quien recibió ayer en audiencia en el Consolat.

Armengol valoró el esfuerzo económico que hace el Gobierno de Pedro Sánchez con las comunidades autónomas y enfatizó que eso significa más Presupuestos y más recursos para desarrollar las políticas públicas de protección a la ciudadanía y de diversificación del modelo económico. «Nos permitirá un presupuesto mayor y mucho mejor para seguir desarrollando las políticas públicas de las Islas: más educación, más sanidad y más servicios sociales», dijo la presidenta. También el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, se refirió a este incremento de los recursos. «Es la mayor cifra de la historia para Balears y una muestra clara del compromiso del Gobierno con la Comunitat, porque es unos de los territorios donde el aumento es mayor», sentenció el ministro.

Punto de vista
Josep Pons Fraga

Año electoral a partir de marzo

Josep Pons Fraga

El Govern contará con 3.350 millones de euros del Gobierno central para redactar las cuentas del 2023. Supone 677 millones más que este año. La aprobación de los próximos presupuestos autonómicos está garantizada por la mayoría que sustenta al Pacte. Las formaciones que lo integran –aliados y adversarios al mismo tiempo– saben que el 30 de marzo Armengol disuelve el Parlament y entran en vigor las restricciones que marca la Ley Electoral. El gasto público estará más tasado y restringido.