Imagen de la reunión. | CAIB

20

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha anunciado este miércoles la gratuidad del último curso del ciclo de educación de 0 a 3 años, es decir, de 2 a 3 años, una medida que se aplicará a partir del próximo mes de septiembre y que beneficiará a 5.274 familias de Baleares.

Así lo ha indicado la líder del Ejecutivo balear en rueda de prensa tras mantener un encuentro con representantes de diferentes colectivos profesionales de esta etapa de educación infantil, donde ha asegurado que la matrícula será «a coste cero» para el curso de 2-3 años, si bien ha enfatizado que es una medida «que no tiene marcha atrás» y que se irá «avanzando» con iniciativas similares en los 1-2 años y 0-1 «para hacer posible que la etapa de educación de 0-3 años sea universal».

El Govern prevé 10,54 millones de euros de manera que, tanto las escoletas públicas como las de la red complementaria, recibirán una aportación de 36.000 euros por cada aula de 2-3 años. Con esta inversión, se cubrirán los gastos de funcionamiento en el horario ordinario de escolarización de esta etapa educativa, un mínimo de cuatro horas durante diez meses, lo cual supone un gasto de 2.000 euros por alumno. Los módulos cubrirán el gasto de 293 aulas de 2-3 años de centros públicos y de la red complementaria. Así, el curso 2022-2023 habrá 184 centros educativos de 0-3 años de los que 108 son públicos, 50 privados integrados en la red complementaria y 26 privados. Armengol ha recordado que esta medida responde al «compromiso» adquirido en las elecciones y como Govern y ha destacado que con esta gratuidad en la educación de dos a tres años se «gana» como sociedad al empezarse a consolidar la gratuidad en esta etapa educativa. Además, ha destacado la necesidad de incrementar plazas y de que los ayuntamientos y Consells adapten su normativa para hacer posible esta nueva medida.

"Necesitamos crear plazas de cero a tres años", ha reivindicado la presidenta, quien ha subrayado que el Govern ha trabajado en la creación y mantenimiento de plazas, así como en la reconversión de las guarderías, si bien ha admitido la importancia de aumentar el presupuesto para seguir incrementando el número de plazas en este ciclo educativo. En este sentido se ha manifestado también el conseller de Educación, Martí March, quien ha apostado por la creación hasta 2024 de 2.400 plazas de 0-3 años en escoletas públicas y complementarias con el objetivo de «llegar a este proceso de universalización progresiva que en Baleares es más complicado por el incremento de población escolar». Además, ha reconocido que la medida anunciada este miércoles podría «significar un incremento de la demanda». Así, además de la gratuidad en los 2-3 años, March ha declarado que se incrementarán ayudas en los 0-1 años «con la idea de hacer un gesto real para que sea posible y podamos avanzar en esta universalización» de esta etapa educativa. «No puede haber ningún tipo de retroceso», ha añadido. La presidenta ha aludido a la situación de «dificultad» por la que están pasando muchas familias a consecuencia de la inflación y ha remarcado que el Govern «tiene claro que, cuando hay pocos recursos, en lugar de recortar, se debe expandir y garantizar los derechos». «Cuando más nos necesitan, estamos con las familias garantizando ayuda y apoyo», ha declarado antes de insistir en que la medida anunciada hoy «no tiene marcha atrás».

La presidenta y el conseller han explicado esta medida a los representantes del colectivo 0-3 en una reunión que ha tenido lugar este miércoles en el Consolat de Mar. Entre otros, han asistido miembros de la Asamblea 0-3, representantes de los Consells, de los ayuntamientos, de UNICEF y del Consell Escolar de Baleares. También han estado presentes el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes; la consellera de Asuntos Sociales y Deportes, Fina Santiago; la consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido; la directora general de Primera Infancia, Innovación y Comunidad Educativa, Amanda Fernández; y la directora del Instituto de Educación de la Primera Infancia (IEPI), Magdalena Collinge.

Próximamente se llevarán a cabo reuniones técnicas con los representantes de los ayuntamientos y de los Consells para fijar los pasos que se tienen que seguir en el proceso de implantación de la gratuidad 2-3 años. Para hacer posible esta gratuidad está previsto aprobar una resolución extraordinaria de módulos para el curso 2022-2023 para las dos redes y se trabajará con la Felib para que los ayuntamientos tengan modelos para la aprobación de nuevos precios públicos. Se harán pagos cuatrimestrales a los diferentes titulares que empezarán dentro del 2022. Además de la gratuidad de los 2-3 años, también se ha previsto un incremento de la dotación de los módulos de 0-1 y 1-2 años, lo que supone lograr los 10.000euros/unidad en la red pública y 5.000 €/unidad en la red complementaria, además de otras medidas de mejora como el incremento de personal de los equipos de atención temprana (EAP) con seis profesionales más y la nueva convocatoria de creación de nuevas plazas públicas prevista en noviembre de 2022.

El Govern ha explicado que, actualmente, en el caso de las escoletas públicas, el coste de la educación 2-3 es a cargo de las familias, de los ayuntamientos, de los Consells y de las ayudas de sostenimiento de la Conselleria de Educación y FP. En el caso de las escoletas privadas de la red complementaria, el coste del servicio es a cargo de las familias y, en menor medida, por las ayudas de la Conselleria. No obstante, ahora, con los nuevos módulos que empezarán a funcionar el próximo curso, tanto las escoletas públicas como las de la red complementaria recibirán una dotación de 36.000 €/aula, lo que supondrá el coste cero para las familias. Como el resto de las etapas educativas, las extraescolares no están cubiertas con estos módulos, pero la Conselleria ha recordado que hay ayudas específicas para comedor y otros conceptos.