Las cifras del mes de abril anticipan lo que será el verano en Balears. Se prevé que haya más gente que nunca y es muy probable que se supere el récord histórico de mayor número de población en las Islas en un solo día:fue el 9 de agosto de 2017 y había al mismo tiempo 2.071.124 personas. | T. Ayuga

50

El Institut Balear d’Estadística acaba de poner cifra a la sensación de saturación demográfica que se vivió en Baleares durante la Semana Santa: las Islas batieron su récord de presión humana y nunca antes en su historia había habido tanta gente al mismo tiempo en un solo día de abril. El día 15 de ese mes, Viernes Santo, estaban en la Comunitat un total de 1.540.580 personas, la cifra más alta de sus historia un 62,8% más de gente que en la misma fecha de hace 25 años.

A las Islas se le rompen las costuras y el espectacular dato de abril, que este miércoles publicó el Ibestat, es un anticipo de lo que ya estamos viendo este verano, con récord de vuelos, de reservas y de cruceros. Los datos del Institut Balear d’Estadística detallan las imparables consecuencias del proceso de desestacionalización que han vivido las Islas en los últimos 25 años. El máximo demográfico del mes de abril de 1997 detalla que había 945.909 personas al mismo tiempo en Balears. Un cuarto de siglo después, el techo de abril se coloca en 1.540.580 personas. Hay que tener en cuenta que el aumento de presión humana, ese casi 63 %, responde a dos razones que completan el dibujo de lo que ha pasado en estos años. Por un lado, ha habido un aumento constante e imparable de población atraída por el factor económico.

En el año 1997, vivían en Balears 780.019 personas, según el Instituto Nacional de Estadística. En 2022 viven en las Islas un total de 1.176.000 personas, lo que supone un aumento de un 50 %. Hay casi 400.000 personas viviendo en las Islas que hace 25 años. El otro factor que contribuye al aumento de la presión humana en las Islas es el turismo. En el día de más presión de abril de 1997 había en las Islas 165.890 visitantes. En el día de más presión de abril de este año, el número de turistas era más del doble que hace 25 años: 364.580.

La población de Palma

Es casi el equivalente a toda la población de Palma y el aumento con respecto a hace un cuarto de siglo es del 119 %. Es evidente que la desestacionalización ha funcionado, al menos por lo que respecta al mes de abril. Los datos definitivos de cómo ha ido el año no se sabrán hasta el próximo mes de noviembre, cuando el Ibestat publique la estadística de agosto, que sigue siendo el mes punta por lo que se refiere a la presión humana.

Sin embargo, la estadística de los meses previos hacen pensar que se batirá le récord de la serie histórica, que sigue estando en los 2.071.124 de personas que estaban en Balears el 9 de agosto de 2017. Las cifras cayeron ligeramente en 2018 y 2019 y se desplomaron en 2020 y 2021 como consecuencia de la pandemia, pero todo indica que este agosto puede marcar una nueva cifra histórica. En cualquier caso, el incremento en el número de turistas que visitaron las Islas en agosto de 2017 con respecto al de hace 25 años es de un 39 %, muy por debajo de ese 119 % de aumento que se ha registrado en el mes de abril.

Punto de vista
Germà Ventayol

Somos muchos

Germà Ventayol

Este año el Ibestat adelanta a abril el debate sobre los límites físicos de Baleares, una cuestión que rebasa con mucho el sector turístico sobre el que es más fácil y cómodo culpabilizar. El tema es complejo y requiere de medidas que afectan tanto a residentes como visitantes, algo que no veo plantearse con rigor. Sí, somos muchos, lo que no veo son soluciones y planteamientos realistas.