Hacia la cuarta vacuna. «Con la tercera dosis de refuerzo estamos más protegidos que con dos o ninguna», dice el doctor Javier Arranz. En otoño se prevé que se distribuya una cuarta dosis. En la foto, una persona en el momento de realizarle una PCR. | Jaume Morey

20

La séptima ola de coronavirus sigue avanzando en Balears y la Conselleria de Salut espera que los contagios continúen creciendo durante, al menos, dos o tres semanas más. «Es esperable que veamos un incremento de casos, nos quedan dos o tres semanas de aumentos y bajadas», explicó ayer a este diario el portavoz del Comité Autonómico de Gestión de Enfermedades Infecciosas de Balears, Javier Arranz. «La última semana ha habido una aceleración importante de casos, que estaban en pleno repunte», recordó el portavoz, pero añadió que este lunes estaban «estabilizados». Esto, sin embargo, no quiere decir que no repunten, puntualizó. Los ingresos por coronavirus se dispararon hasta un 51% la semana pasada. Según los datos más actualizados, el jueves había 332 pacientes ingresados con COVID en las Islas, cuando siete días antes había 220 enfermos con el virus.

Antes estas cifras, el jefe del servicio de Epidemiología del hospital de Son Espases, el doctor Antonio Oliver, afirmó el miércoles pasado que las Islas estaban «cerca» de alcanzar el pico de la ola a lo largo de esta semana. Sin embargo, Arranz se mostró ayer más prudente: «No me atrevo a decirlo, aún queda recorrido». El portavoz destacó que la variante actual es más contagiosa y que la movilidad de personas se intensificará en los próximos días por las vacaciones y la temporada turística. Los contagiados con síntomas leves continúan moviéndose, lo que incrementa los contagios, señaló. Pese a que, por lo general, los casos son leves, especialmente entre los que están vacunados de tres dosis, Arranz recordó que hay personas vulnerables que pueden acabar ingresadas o muertas.

El experto cree que la cuarta dosis que ya se plantea poner en otoño inmunizará ante las nuevas variantes. En todo caso, Arranz aseguró que la situación actual está «lejos» de ser tan complicada como para cambiar la estrategia sanitaria que implicaría aplicar nuevas restricciones. En estos momento, como mal menor, se podría volver a pedir el uso de mascarilla.

El portavoz del Govern, Iago Negueruela, dijo este lunes que la pandemia está «controlada» en Balears, a pesar del aumento de casos. Preguntado por las posibles medidas frente al coronavirus, insistió en que la principal recomendación del Ejecutivo es que la población se ponga la tercera dosis de la vacuna. Negueruela justificó que el aumento de la población que las Islas experimentan cada verano provoca que se incremente la actividad asistencial en los hospitales. «Se pueden producir aumentos de tensión puntuales, pero en ningún caso se ha dejado de atender a nadie», reiteró sobre la saturación en los hospitales.

El apunte

Simebal libera a sus delegados por la «saturación»

El Sindicato Médico de Balears (Simebal) anunció ayer la liberalización de doce de sus delegados de Atención Primaria, que representan el 90 % del total, por la «situación insostenible» en los centros de salud. Los delegados posponen temporalmente sus responsabilidades en el sindicato para volver a sus consultas en julio y agosto, como hicieron durante los peores momentos de la pandemia. Simebal pidió a Salut que actúe ante la saturación.