Cápsula prefabricada de Amazon. | Amazon

24

El casi imposible acceso a la vivienda en Mallorca ha hecho que se intenten buscar alternativas más económicas. Son muchos los que en el momento de buscar una casa se plantean todas las opciones posibles, ya sea para ahorrar, tener una mejor localización o valorar las diferentes opciones de personalización. Acceder a una casa prefabricada es una de las opciones en auge, ya que entre sus beneficios van desde un plazo más corto de construcción hasta una coste más bajo. Las casas 'cápsula' son un negocio en auge, tanto es así que Amazon y AliExpress, los dos gigantes de venta online, ofrecen entre su catálogo varias opciones de viviendas prefabricadas que no superan los 15.000 euros de coste.

La vivienda más económica que ofrece la tienda online tiene un precio de tan solo 2.505 euros, con unas medidas de 6 x 6 x 3,5 metros y está construida con poliestireno emisor de grafito (reciclable). Su aislamiento es térmico lo que le genera un ambiente cálido en invierno y fresco en verano. Y según el fabricante, soporta terremotos de magnitud 8 y vientos fuertes, aunque esto no sería una condición importante para instalarla en Mallorca. Dentro del mismo catálogo, una de las más caras, tiene un precio de 8.326 euros. Esta es la apuesta más rupturista del catálogo de este tipo de viviendas que ofrece Amazon en su escaparate. Según cuenta el fabricante, resiste a fenómenos adversos como la anterior, cuenta con una superficie de 6 m2 y está hecha a base de grafito y poliestireno, por lo que se puede reciclar.

La apuesta más rupturista del catálogo de Amazon por 8.300 euros.

Sin embargo, a pesar de que todo puedan parecer ventajas, los expertos explican que esta opción de vivienda actualmente todavía puede acarrear una serie de problemas. La legislación referente a los terrenos y las regularizaciones, tanto a nivel nacional como autonómicas y municipales, generan trabas y frenan lo que muchas veces podría parecer una idílica idea. El arquitecto Jaime Salvá, director del estudio Jaime Salvá Arquitectura & Interiorismo radicado en Palma, explica que «cualquiera que lo desee no puede comprar una casa prefabricada y colocarla en su solar, sino que este tipo de viviendas prefabricadas también requieren una licencia de obra y deben adaptarse a las mismas normativas que una de construcción tradicional».

Entonces, ¿es posible instalar una casa cápsula como las de Amazon en Mallorca? Sí, es posible. Sin embargo, el arquitecto mallorquín señala que «las desventajas ganan a las ventajas». Aquellos que deseen asentar una en la Isla tendrán que hacer frente a una normativa, especialmente restrictiva en suelo rústico, a los permisos de obras y a otros gastos como pueden ser el transporte. «Vivir en una isla tiene un coste añadido, el transporte y las instalaciones suelen subir mucho el precio final», asegura.

Los expertos argumentan que para la administración pública una vivienda siempre tiene las mismas obligaciones con independencia de cómo esté construida. «Una casa cápsula solo podrá edificarse en aquellos solares urbanos que tengan permitido su construcción de viviendas. Hay que tener en cuenta que cada parcela tiene unas limitaciones urbanísticas diferentes, según la normativa». Los terrenos rústicos o no urbanizables son los más restrictivos y bajo ningún concepto aceptan la instalación de este tipo de viviendas.

En cuanto a la sostenibilidad, aunque en un primer momento pueda parecer que sí, este tipo de casas hoy en día no son más económicas. «El futuro está encaminado hacia este tipo de construcciones pero todavía queda mucho por recorrer. El futuro se basa en la industrialización pero no será en Mallorca, quien tiene una parcela en la isla y quiere hacerse una casa busca cuidar los detalles y para eso está la arquitectura tradicional», apunta el arquitecto. Finalmente, los expertos aclaran que con este tipo de casas prefabricadas no se pagan menos impuestos que con una vivienda convencional. Para la administración es independiente de cómo y con qué esté construida, se trata de un inmueble y, por tanto, se deben pagar los mismo impuestos que con cualquier otra.