Marga Prohens presidió el comité de dirección de los ‘populares’.  | PP

23

El PP balear celebró este lunes el primer comité de dirección desde la aplastante victoria de los ‘populares’ en Andalucía con una petición clara de Marga Prohens a su equipo: la necesidad de que sean «libres y valientes». La dirección nacional del PP cree que Balears es uno de los territorios e los que se puede recuperar el Govern en 2023 tras los buenos resultados en las elecciones andaluzas.

Prohens quiere marcar perfil propio para que no se le compare con Moreno Bonilla, pero tampoco con Ayuso, de ahí que su ambición sea llegar a aquellos que buscan la moderación «y quieren una gestión tranquila y eficiente» pero también para quienes buscan «un proyecto claramente liberal, de libertad y valiente en la defensa de sus principios», según señaló la presidenta del PP. El propósito en ensanchar la base social del partido con el fin de obtener una victoria que no le haga depender de otras formaciones políticas en caso de que pueda formar gobierno.

«Son posibles mayorías suficientes para gobernar en solitario», afirmó ayer ante los suyos. «Quiero llegar a todos los ciudadanos de Balears porque el nuestro es un proyecto con acento propio y de múltiples sensibilidades para todos los ciudadanos de Balears», insistió. La presidenta del PP balear cree que el proyecto socialista «está acabado» y criticó la «improvisación» con la que se ha gestionado la pandemia, que provocó idas y venidas en algunas normas y denunció «carencias» en la política de vivienda o en materia de sanidad. Prohens se mostró convencida de que el PP es el partido de la esperanza para muchos ciudadanos y animó a los suyos a salir a la calle para centrarse en los problemas de los ciudadanos.