Imagen de archivo de un joven circulando en patinete eléctrico.

30

Los ingresos en los hospitales por accidentes de patinetes eléctricos han aumentado un 28 por ciento en Baleares en lo que va de año, respecto al mismo periodo de 2021. Según han informado desde el IB-Salut, en los cuatro primeros meses de 2022 se han realizado 118 trasladados a centros hospitalarios de las Islas de personas que se han visto involucradas en siniestros con los citados vehículos de movilidad personal. En todo el ejercicio anterior fueron 400; de seguir esta tendencia esta cifra se superará con creces este año.

Otra diferencia que han apreciado desde el IB-Salut es que se ha invertido el sexo de las personas afectadas en estos siniestros. De este modo, el año pasado el 62 por ciento de los que ingresaron en los centros hospitalarios eran hombres y el 40 por ciento mujeres; mientras que en lo que va de 2022 el 62 por ciento son féminas y el 38 por ciento restante son varones.

Las citadas fuentes han precisado que la mayoría de las personas que requieren hospitalización han sido víctimas de un atropello. Además, han destacado que el 6,5 por ciento tienen que ser ingresadas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Las lesiones más comunes que se producen en estos accidentes son fracturas, principalmente traumatismos craneoencefálico y de antebrazos o muñecas. No obstante, en algunas ocasiones pueden llegar a ser mortales. Cabe recordar que en 2021 fallecieron dos personas en las Islas en accidentes de patinetes eléctricos.

El apunte
Europa Press

Tráfico impone una fecha de caducidad a los patinetes eléctricos

Europa Press

Los vehículos de movilidad personal (VMP), como los patinetes eléctricos, que se comercialicen deberán estar certificados por los organismos competentes para su uso a partir del 22 de enero de 2024, según ha decidido la Dirección General de Tráfico (DGT). No obstante, la DGT ha aclarado que todos los VMP que hayan sido comercializados hasta dicha fecha podrán circular hasta el 22 de enero de 2027. Así figura en el manual de características técnicas que deben cumplir los VMP para poder circular que está publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La DGT calcula que hay cerca de un millón de VMP en España. En este punto, ha precisado que la circulación de estos vehículos está prohibida por travesías, vías interurbanas, autopistas, autovías y túneles urbanos. La DGT ha constatado que en los últimos años la presencia de este tipo de vehículos por las ciudades españolas es una realidad que está modificando, junto con otros factores, la movilidad en las urbes. El objetivo del manual es «garantizar la seguridad vial y la protección al ciudadano que conduce un VMP, así como la del resto de usuarios que comparten con él la vía». «En un segundo plano se busca que los vehículos que salgan al mercado posean unas garantías de calidad y durabilidad mínimas exigibles».