Parada con productos gastronómicos de Baleares en una edición anterior. | Redacción Local

10

El Govern ha organizado un programa con 255 actividades en todas las islas para conmemorar el Dia de les Illes Balears el próximo 1 de marzo. Así lo    anunciaron ayer la consellera de Presidència, Funció Pública i Igualtat, Mercedes Garrido, y el director general de Relacions Institucionals i Cooperació Local, Francesc Miralles, que avanzó que todas las propuestas se pueden consultar aquí. Garrido destacó que «este año tendremos una fiesta muy especial, que será de reencuentro, con la cual podremos celebrar que a pesar de las adversidades somos una sociedad luchadora, solidaria, que saca lo mejor de sí misma cuando más falta hace y que de manera conjunta es capaz de recuperarse y salir adelante».

Noticias relacionadas

Palma continuará siendo el núcleo de la festividad, con 164 actividades, a pesar de que habrá una gran implicación de los municipios para descentralizar el foco de la ciudad, y se desarrollarán una treintena de iniciativas en la Part Forana. En cuanto al resto de islas, se han previsto 30 propuestas en Menorca, 23 en Eivissa y 8 en Formentera. «Demostramos que el Dia de les Illes Balears no es la celebración del Govern, sino de toda la sociedad, que acoge de manera inclusiva, transversal y abierta una multitud de propuestas que atraigan la ciudadanía», apuntó la consellera. Garrido agradeció la colaboración de los consells insulares, con los que se han firmado convenios de colaboración para desarrollar actividades adaptadas y arraigadas en cada territorio, y de los ayuntamientos, especialmente el de Palma, a los cuales se ha ofrecido la posibilidad de organizar acontecimientos.

Acto central

La parte central de la festividad será el lunes 28, con el acto institucional de entrega de las medallas de oro y los premios Ramon Llull, máximos galardones que otorga la Comunidad Autónoma. Otro punto destacable será la recuperación del tradicional mercado del Dia de les Illes Balears, en las zonas de Antoni Maura, Passeig de Sagrera y plaza de la Drassana, que ofrecen un espacio propio para los maestros artesanos.