La Audiencia Provincial de Palma. | Redacción Sucesos

0

La Audiencia Provincial de Baleares ha confirmado la condena a dos años y medio de cárcel para un ayudante de camarero por saquear la caja fuerte del hotel en el que trabajaba en el Port d'Alcúdia. La Audiencia ha rebajado en seis meses la condena originalmente impuesta al procesado en base a un recurso presentado por su defensa, pero mantiene el resto de la condena inalterada. El incidente tuvo lugar en agosto de 2018, una noche en la que el acusado acudió en taxi a las 04.00 horas al hotel donde trabajaba, fuera de su horario laboral.

Las normas del hotel prohibían a los trabajadores estar en el recinto a esas horas. La sentencia considera probado que el hombre se dirigió a la sala de mantenimiento y forzó la puerta para coger una pata de cabra, y allí utilizó la herramienta para romper la puerta y acceder a la caja fuerte. Según recoge la sentencia, el acusado sabía dónde se guardaba la llave porque había visto dónde la tenía guardada el metre, ya que unos días antes éste le había llamado la atención por tener el móvil en el trabajo y se lo había guardado allí.

El acusado se apoderó de 1.085 euros que estaban en la caja fuerte. El acusado quedó grabado por las cámaras de seguridad del hotel. No volvió al día siguiente, ni en los posteriores, y sólo fue a cobrar el finiquito.