Masificación durante 'els Jocs i ses corregudes des Pla'. | J. Bagur

0

Borja Saura García, que el 9 de julio de 2019 recogió la bandera de Sant Joan para ejercer como caixer senyor de las fiestas de Sant Joan durante el bienio 2020-2021, afirma que «es un sueño que ahora se hará realidad, este 2022». Porque las restricciones impuestas por la pandemia han provocado, durante estos dos últimos años, la suspensión de la gran celebración lúdica, protocolaria y ecuestre que el 23 y 24 de junio transforma Ciutadella en la ciudad de los centauros. Frente al optimismo del caixer senyor, desde el Ayuntamiento, tanto el gobierno local como la oposición transmiten un mensaje de prudencia y cautela.

Los grupos políticos municipales saben que volver a celebrar Sant Joan es el gran deseo de la población y también de miles de personas que acuden cada año a Ciutadella para disfrutar de la historia, la tradición, los Protocols y los jinetes, caixers y cavallers, que han de ejercer como payeses. «La celebración de las fiestas de Sant Joan es una decisión que, ahora, no está ni en manos del Consistorio ni tampoco de la Junta de caixers», afirma el Ayuntamiento de Ciutadella, que encabeza la alcaldesa Joana Gomila (PSM).

Entonces, ¿a quién corresponde la decisión? Responde la concejal de Fiestas, Gràcia Mercadal (PSOE): «Son las autoridades sanitarias las que han de determinar, en cada momento, cuáles son las actividades que se pueden celebrar y en qué condiciones». Subraya que «las fiestas de Ciutadella son de una gran magnitud y, por tanto, ni el Ayuntamiento ni la Junta de caixers tenemos competencia en materia de sanidad para tomar una decisión ahora».

CIUTADELLA . FIESTAS PUEBLOS. FIESTAS DE SANT JOAN 2019. Jocs des Pla.

Un ‘cavaller’ de Sant Joan logra llevarse la ‘ensortilla’ al galope.

Dos escenarios

El Ayuntamiento trabaja con dos escenarios. El primero consiste en celebrar la fiesta, pero también valora la opción de que no se lleve a cabo. Según Gràcia Mercadal, «tenemos el debe de planificar un Sant Joan de fiesta y otro sin fiesta». La decisión se adoptará en las próximas semanas. Sobre la mesa, un enorme trabajo previo de organización y preparación en el que intervienen la Junta de caixers del bienio, el Ayuntamiento y otras administraciones, así como numerosos voluntarios que aportan su esfuerzo. El caixer senyor del 2020-2023 escribe desde Cancún, donde reside: «Siempre he mantenido la ilusión intacta, con la Junta de caixers y los cavallers que me acompañarán trabajamos para, por fin, poder celebrar nuestro auténtico y eterno Sant Joan. Ara sí».